Mundo

Niña de 6 años fue proclamada como la más bella del mundo

Niña de 6 años fue proclamada como la más bella del mundo

Tiene tan solo seis años de edad y prestigiosas revistas se pelean por tener en sus páginas a Alena Yakupova, quien es considerada la niña más bella del mundo.

De origen ruso, la pequeña modela profesionalmente desde los 4 años robándose todas las miradas. Ha hecho innumerables sesiones de fotos para famosas revistas y exclusivas marcas de ropa de Estados Unidos, Reino Unido, Alemania y hasta Centroamérica la contratan para que sea la imagen en sus campañas.

Sus atractivos rasgos físicos y la simetría de su rostro la llevaron a ser bautizada como “la niña más bella del mundo”, lo cual ha desatado polémica entre internautas, quienes no ven con buenos ojos la forma cómo se la expone.

Niña de 6 años fue proclamada como la más bella del mundo

La madre de la pequeña es quien se encarga de administrar sus cuentas de redes sociales, donde solo en Instagram tiene más de 40 mil seguidores, los cuales suben como la espuma cada semana. Sus fanáticos permanecen atentos a las actualizaciones y a los pasos que da la niña en el mundo de la moda. Cada foto que sube acumula miles de “me gusta” y comentarios, pero no todos son positivos.

▶Lee también: Niña reza el rosario a la perfección y se vuelve viral

*“Ella es hermosa sin duda. Pero, ¿hay una foto suya sin maquillaje, con solo inocencia?”, fue uno de las críticas que recibió.

*“¿Es necesario exponer a una niña a tan tierna edad así?”.

Niña de 6 años fue proclamada como la más bella del mundo

“Estoy seguro de que el secreto del éxito de Alena radica no sólo en su belleza sobrenatural, sino también en el trabajo duro y el autodesarrollo constante, a pesar de su corta edad”, señaló al Daily Mail Roman Kukhar, su representante.

La niña más bella del mundo tiene un presente muy prometedor, lo que hace pensar que su futuro estará lleno de oportunidades que la colocarán en un sitio muy alto en el mundo de la moda.

Por ahora sigue cautivando a sus seguidores con su ternura y la manera tan natural con la que se adueña de las pasarelas.