Mundo

Persecución religiosa tuvo su día

Persecución religiosa tuvo su día

Ayer se recordó por primera vez el Día Internacional de las Víctimas de actos de violencia basados en la religión o las creencias. Thomas Heine-Geldern, presidente ejecutivo internacional de Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN), explicó al portal de aciprensa.com que la conmemoración de este día internacional es algo que “esperábamos desde hacía mucho tiempo” y supone “un paso importante para que en el futuro se escuche más la voz de los cristianos perseguidos”.

La fundación pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada lleva desde hace 70 años trabajando por los cristianos que sufren la persecución por su fe, explica la publicación. ACN recordó que en mayo pasado la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó la resolución, a propuesta de Polonia, por la que el 22 de agosto se conmemoraría el Día Internacional de las Víctimas de actos de violencia basados en la religión o las creencias.

Ewelina Ochab, abogada y escritora, especialista en la situación de las minorías religiosas en Oriente Medio fue una de las principales impulsoras de la iniciativa y aseguró que, aunque “fue un proceso largo con muchos participantes”, ACN fue una de sus “inspiraciones”.

Manifestó que tener una fecha para recordar a las víctimas y supervivientes de la persecución religiosa no es “una meta en sí misma”, sino que es importante “para no olvidar nuestros compromisos” y “el inicio de una larga campaña para prevenir que no haya más víctimas en el futuro”.

En tanto que el presidente ejecutivo de ACN también subrayó que aunque “todas las comunidades religiosas sufren regularmente agresiones, los informes internacionales sobre la libertad religiosa confirman desafortunadamente que los cristianos son los más perseguidos”. (I)

Estadísticas

Libertad religiosa: Según el ‘Informe sobre el estado de la libertad religiosa en el mundo’, editado por ACN, el 61% de la población mundial vive en países donde no hay libertad religiosa, se discrimina y persigue a causa de la religión. Durante el año pasado, ACN financió más de cinco mil proyectos en 139 países de todo el mundo, con más de 100 millones de euros para ayudar a los cristianos necesitados y perseguidos por su fe.