Mundo

Perú analiza aplicar un toque de queda total por Semana Santa

Perú analiza aplicar un toque de queda total por Semana Santa
Lima -

Perú evalúa decretar un toque de queda total este jueves y viernes de Semana Santa para obligar a la población a permanecer en sus casas y mitigar un aumento previsto de los casos de coronavirus.

"En el transcurso del día se terminará la discusión para que este jueves y viernes, que sin estado de emergencia eran feriados, haya inmovilización todo el día", dijo el presidente peruano Martín Vizcarra al informar sobre el nuevo virus.

La inmovilización obligatoria esos dos días podría eventualmente empalmar con el toque de queda total que rige los domingos, y sumar el sábado.

Esta propuesta es evaluada por las autoridades en momentos que Perú entra en dos semanas consideradas cruciales sobre la propagación del mortífero virus.

"Estamos preparados para enfrentar la parte más difícil" de la enfermedad, añadió el presidente el mismo día que en la prensa local surgen dudas sobre la capacidad del sistema sanitario peruano para atender la emergencia.

El diario peruano El Comercio reveló que la unidad de emergencias del hospital Arzobispo Loyza, uno de los principales de Lima, estaba rebasada por pacientes con la Covid-19 y que el personal médico carecía de equipos adecuados.

Perú registraba este lunes 2561 contagios y 93 decesos, desde que se detectó el primer caso hace un mes.

El ministro de Salud, Víctor Zamora, anunció el domingo que Perú debía estar listo para hacer frente a "dos semanas muy duras", pues se espera que la pandemia del nuevo coronavirus alcance su plenitud en el país.

"La incertidumbre será la marca de nuestras vidas en adelante, se vienen dos semanas muy duras, muy difíciles, estamos aumentando progresivamente los casos", afirmó en una entrevista con el Canal N.

Las autoridades sanitarias creen que el pico de casos podría alcanzar hasta 5000 contagios en total.

Por su parte, cuatro presos del penal del Callao, puerto vecino a Lima, contrajeron coronavirus, y fueron enviados a un hospital. También se contagió un vigilante de la cárcel temporal de los tribunales de Lima, informó el servicio penitenciario.

El auditorio de la cárcel del Callao pasó a ser sala de aislamiento sanitario, agregó.

Las autoridades sanitarias desean incrementar sustancialmente las pruebas diarias de descarte del virus. Se proyecta realizar 12 000 tests, una cifra muy superior al millar y medio diario actual que aseguran se hace.

Perú reforzó las restricciones a la población desde hace una semana cuando Vizcarra admitió que no se estaban dando los resultados esperados a pesar del toque de queda nocturno y el cierre de negocios, salvo los esenciales.

El gobierno prohibió entonces que hombres y mujeres salgan juntos a la calle, y ordenó que alternen por género las salidas hasta el 12 de abril. Lunes, miércoles y viernes, los hombres, y las mujeres martes, jueves y sábado. Los domingos, nadie sale.

El gobierno debe decir esta semana si prolonga o no el confinamiento de la población y el cierre de fronteras que rige desde el 16 de marzo y que ahora vence el 12 de abril. (I)