Mundo

Policía rusa detuvo al opositor Alexéi Navalny al llegar a Moscú; Amnistía Internacional exige su liberación inmediata

Policía rusa detuvo al opositor Alexéi Navalny al llegar a Moscú; Amnistía Internacional exige su liberación inmediata
Moscú -

La policía rusa detuvo al opositor Alexéi Navalny a su llegada al aeropuerto moscovita de Sheremétievo, cuando se disponía a pasar el control de pasaportes, constataron periodistas de la AFP en el lugar.

Los servicios penitenciarios rusos (FSIN) confirmaron en un comunicado la detención de Navalny, de 44 años, quien "continuará detenido hasta la decisión del tribunal" sobre su caso.

El opositor regresaba en avión desde Alemania, donde permaneció varios meses para recuperarse de un presunto envenenamiento que atribuye a los servicios especiales rusos (FSB) por orden directa del presidente Vladimir Putin.

Según el FSIN, Navalny incumplió cuando estaba en Alemania las condiciones de la condena de 2014, que le obliga a presentarse al menos dos veces por semana en la administración penitenciaria.

La principal figura de la oposición rusa cayó súbitamente en coma en agosto, cuando regresaba de un viaje a Siberia. Inicialmente fue hospitalizado en Omsk, pero fue evacuado unos días después a un hospital de Berlín.

Tres laboratorios europeos concluyeron que fue envenenado con un agente nervioso del tipo Novichok, desarrollado en la época soviética, una conclusión que confirmó la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ).

Moscú lo niega y acusa a los servicios secretos occidentales y a la higiene de vida de Navalni.

Tras la detención, Amnistía Internacional (AI) exigió la liberación inmediata del opositor ruso.

"Alexéi Navalny ha sido privado de su libertad por su activismo político pacífico y por ejercer la libertad de expresión. Amnistía Internacional lo considera preso de conciencia y pide su liberación inmediata e incondicional", señaló la ONG en un comunicado.

El Servicio Federal Penitenciario (SFP) de Rusia, que había emitido una orden de busca y captura contra el político ruso, acusa a Navalny de incumplir las condiciones de una pena de cárcel suspendida de 3,5 años dictada contra él en 2014 y ha pedido a la Justicia que ordene su ingreso en prisión.

La detención de Navalny "es una prueba más de que las autoridades rusas buscan silenciarle", señaló la directora de la oficina de Moscú de AI, Natalia Zviágina.

"La organización reitera su llamamiento a las autoridades rusas para que inicien una investigación penal sobre el envenenamiento de Navalny y garanticen que todos los responsables comparezcan ante la Justicia en un juicio justo", indicó Amnistía Internacional.

Navalny ha acusado al presidente ruso, Vladímir Putin, de haber ordenado su envenenamiento en Siberia en agosto pasado.

Según AI, las autoridades rusas han emprendido "una campaña implacable" contra el opositor, abogado de formación.

La ONG añadió que "las autoridades rusas deben poner fin a su campaña de intimidación y persecución política contra sus críticos, incluidos los miembros del personal y los partidarios de la Fundación Anticorrupción de Navalny".

"Las autoridades manejaron la llegada de Alexéi Navalny como una operación de seguridad completa con cientos de policías convocados al aeropuerto de Vnúkovo, arrestando y empujando a los partidarios de él a una temperatura de 20 grados bajo cero", señaló AI.

También denunció el desvío del vuelo en el último momento a otro aeropuerto, el de Sheremétievo, para evitar protestas.

Al menos 53 personas, entre ellas varios aliados de Navalny, han sido detenidas este domingo cuando esperaban a Navalny en Vnúkovo.

"Todos los partidarios de Navalny y periodistas detenidos en el aeropuerto Vnúkovo de Moscú deben ser puestos en libertad de forma inmediata e incondicional. Su único delito es saludar a Alexéi Navalny o cubrir su llegada a Rusia", recalcó AI. (I)