Mundo

Ricardo Montaner, tras la renuncia de Evo Morales en Bolivia: "¡Uno menos! Dios es bueno"

Ricardo Montaner, tras la renuncia de Evo Morales en Bolivia:

Ricardo Montaner, el cantante venezolano que es un crítico de los procesos chavistas en la región, se mostró contento con el final del gobierno de Evo Morales en Bolivia y utilizó su cuenta de Twitter para expresar su emoción: “¡Se fue Evo, qué chévere!".

“¡Uno menos! Dios es bueno",  agregó el cantante nacido en Argentina y naturalizado venezolano. El mensaje del artista fue publicado horas después de que el presidente de Bolivia decidiera renunciar tras los estallidos sociales surgidos a partir del fraude electoral que comandó el pasado 20 de octubre.

  • ¿Quién asumirá el poder en Bolivia, tras la renuncia de Evo Morales?

Montaner siempre se mostró crítico de los procesos políticos amparados bajo el paraguas del Socialismo del Siglo XXI impulsado por Venezuela y Cuba. De hecho es un gran activista contra la dictadura de Nicolás Maduro e impulsor de una intervención militar en el país caribeño.

En otra ocasión, en una entrevista dada a Infobae, el compositor expresó que “rezaba” para que el sucesor de Hugo Chávez abandone el poder. “Rezo todos los días para que Dios lo perdone a Nicolás Maduro y para que se vaya de Venezuela”, comentó hace meses.

Y ayer, tras la renuncia de Morales, escribió: "Hay que pedirle a Dios que esa misma “brisa” de Bolivia sople con viento a favor hacia nuestra Venezuela", haciendo mención al líder de la oposición, Juan Guaidó.

  • Lo que debe saber para entender la crisis política en Bolivia que derivó en la renuncia de Evo Morales

"Creo que ya es hora de dejar de hablar y de cumplir con los venezolanos. Toda la comunidad internacional, que si bien apoya moralmente con ayuda de comida y de medicinas, ahora se tiene que poner pilas y tiene que tomar un rol mucho más protagónico”, dijo respecto a la situación en Venezuela. Montaner también cuestionó con severidad a aquellos que defendían al régimen, entre ellos Morales.

Cercado por las protestas, el presidente boliviano finalmente renunció en horas de la tarde de este domingo, a pesar de que por la mañana había convocado a nuevas elecciones tras un informe de la Organización de Estados Americanos (OEA) que reveló “irregularidades” en los comicios de octubre.

Morales aseguró que se refugiará en un futuro en el trópico de Cochabamba, la zona de Bolivia desde la que inició su carrera política, tras una serie de rumores sobre su salida del país. “No tengo por qué escapar”, declaró, porque “no he robado nada”, dijo. (I)