Mundo

Sánchez dialogará con Iglesias para formar Gobierno en España

Sánchez dialogará con Iglesias para formar Gobierno en España

El secretario general del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), Pedro Sánchez, afirmó el viernes 19 de julio de 2019 que escuchará las propuestas de Unidas Podemos (UP) para la formación de un Gobierno de coalición entre ambas agrupaciones políticas.

El presidente saliente y candidato a la reelección respondió así a la decisión anunciada este viernes por el líder de UP, Pablo Iglesias, de renunciar a ser parte de un eventual gabinete encabezado por el político socialdemócrata.

Iglesias dio un paso al costado para facilitar un ejecutivo de izquierda, después de que Sánchez lo consideró la víspera como el 'principal escollo' para un acuerdo PSOE-UP.

'No debo ser la excusa del PSOE para que no haya un Gobierno de coalición de izquierdas', afirmó en Twitter el también secretario general de la agrupación antiausteridad Podemos, cuarta fuerza política en este país europeo.

'Estar o no en el Consejo de Ministros no será un problema siempre y cuando no haya más vetos y la presencia de Unidas Podemos en el Gobierno sea proporcional a los votos', enfatizó Iglesias en su cuenta de esa red social.

La centenaria organización socialdemócrata sostuvo que Sánchez oirá las propuestas de UP.

Sin embargo, pidió que no haya 'vetos ni imposiciones', además de aclarar que será él -en su condición de aspirante a la presidencia- quien 'decidirá el equipo'.

Primero el programa y luego los integrantes del Gobierno, sentenció el PSOE en una nota de prensa.

Los socialistas fueron la lista más votada en las elecciones generales del pasado 28 de abril al conseguir 123 de los 350 escaños en el Congreso de los Diputados, pero se quedaron lejos de la mayoría absoluta (176 asientos) para formar un gabinete en solitario.

Para garantizar su permanencia en el poder, Sánchez debe obtener el respaldo de 176 diputados o más en la primera votación de la sesión de investidura.

De no lograrlo, la Cámara Baja celebrará dos días después (el jueves 25 de julio de 2019) un segundo sufragio, en el que el aspirante a la presidencia apenas requiere una mayoría simple, es decir, más votos a favor que en contra.

De ahí que precise del apoyo de UP (42 escaños) y de otras fuerzas regionales para mantenerse otros cuatro años en el gubernamental Palacio de la Moncloa, después de que las dos principales formaciones de la derecha descartaron avalar su investidura.

Si antes del 23 de septiembre de 2019 no hay un nuevo Gobierno, se convocarían automáticamente nuevos comicios en noviembre, que serían los cuartos en cuatro años. (I)