Mundo

Tormenta Fernando se suma a Dorian

Tormenta Fernando se suma a Dorian

El huracán Dorian se movía lentamente hacia el noroeste de Estados Unidos después de estacionarse sobre el archipiélago de las Bahamas, donde causó devastación y cinco muertes.

Pero Dorian no es el único fenómeno por vigilar en la cuenca del Atlántico. El Centro Nacional de Huracanes (NHC) de Estados Unidos confirmó que la tarde de ayer se formó la depresión tropical Fernando, que afectaría a México y el sur de Texas.   

El sistema se dirigía en dirección oeste y la probabilidad de formación de un ciclón era del 90%, en el pronóstico de 48 horas.

Dorian, ahora una tormenta de categoría 2 aún formidable, se estrelló contra el noroeste de las Bahamas en los tres últimos días con la furia histórica de sus vientos de 185 millas por hora y marejada de 23 pies, siendo un ciclón de categoría 5.

Los videos e imágenes   de las Bahamas muestran  total devastación en las islas Abaco y Grand Bahama. En estos dos lugares  el ojo de la tormenta tocó tierra.

Los problemas para llegar a la isla Gran Bahama, que aún soportaba los fuertes vientos y lluvia provocados por el ciclón, dificultaban conocer el alcance real de su destrucción.

Pero una imagen satelital permitió conocer el impactante grado de inundación de la isla de 1.400 km2, que quedó bajo el agua.

Entre las zonas afectadas se encuentra el aeropuerto internacional de Gran Bahama, donde las inundaciones alcanzaron varios metros de altura.

Mientras, los habitantes de la isla hacían llamadas de auxilio para ser rescatados, muchas a través de las redes sociales.

Varios usuarios publicaron en Twitter que una iglesia en Freeport, que servía de refugio, perdió el techo y decenas de personas estaban en peligro.

La sala de emergencias del hospital Rand Memorial, de Freeport, quedó inundada y los pacientes fueron evacuados, publicó el diario Bahamas Press.

La atención también se centraba en los impactos del territorio continental de  Estados Unidos.

Según la oficina del Servicio Meteorológico en Jacksonville, si la tormenta sigue cerca del noreste de Florida, el resultado podría ser severo. (I)