Mundo

Tras protestas, la Junta Electoral de Bolivia actualiza resultados que dan ventaja mayor a Evo Morales

Tras protestas, la Junta Electoral de Bolivia actualiza resultados que dan ventaja mayor a Evo Morales
La Paz -

La junta electoral de Bolivia actualizó este lunes su conteo preliminar de votos, después de su inesperada interrupción un día antes que provocó protestas y llamados de observadores internacionales y gobiernos extranjeros para que se garantice la transparencia.

Con 95% de los votos escrutados, el presidente boliviano Evo Morales tenía el 46% y su principal rival, Carlos Mesa, el 37%. Morales extendió su ventaja, pero aún así probablemente tenga que disputar una segunda vuelta con Mesa en diciembre, según los datos del sitio web de la junta electoral.

  • Tribunal electoral de Bolivia deberá explicar a OEA la interrupción de transmisión de resultados

Morales extendió su ventaja, pero aún así no tenía los 10 puntos porcentuales de diferencia sobre su rival que le evitarían una riesgosa segunda vuelta con Mesa en diciembre, según los datos de la junta electoral. 

Las protestas se multiplicaban en el país y la gente salió a protestar en los centros de computo ante lo que calificaban de fraude.

En Santa Cruz, feudo opositor, Mesa convocó a ciudadanos y organizaciones civiles “para llevar adelante una batalla en defensa del voto”.

“Vamos a convocar a cabildos y paros; no nos pueden arrebatar la democracia”, dijo Mesa rodeado de sus partidarios.

La interrupción del conteo cerca de las ocho del domingo despertó sospechas. Primero, observadores de la Organización de Estados Americanos (OEA) alertaron sobre la interrupción de la transmisión de los resultados preliminares y pidieron que el “proceso de publicación de los datos del cómputo se desarrolle de manera fluida”.

La presidenta del TSE, María Eugenia Choque dijo que la interrupción de conteos rápidos fue para evitar “confusiones” con los cómputos oficiales finales.

En La Paz y en Potosí ciudadanos denunciaron haber encontrado supuestas cajas con papeletas de voto en domicilios particulares. En esta ciudad los denunciantes quemaron los votos. El vocal electoral Juan Pablo Torres calificó como un acto vandálico y dijo que las actas electorales debieron ser trasladas a los centros de computo.

“Es un escenario complicado para el gobierno, no lo van a dejar gobernar a Morales. Varias regiones han anticipado que llamara a una desobediencia. La gente cree que hay fraude y eso nos pone en un escenario de confrontación”, dijo a The Associated Pres el analista y profesor universitario Jorge Dulón.

El Gobierno no reconoce una segunda vuelta. Morales se declaró ganador el domingo sin aludir a un eventual balotaje. Su opositor pidió por la noche “estar alertas” para que el recuento se reiniciara “sin manipulación”. Mesa dio por sentado que la segunda vuelta sería un hecho.

Evo Morales es el único presidente izquierdista que queda en Sudamérica. Sus pares, elegidos en años recientes, son conservadores de derecha. (I)