Mundo

Una estadounidense 'engañada' por Boris Johnson irrumpe en campaña electoral británica

Una estadounidense 'engañada' por Boris Johnson irrumpe en campaña electoral británica
Londres -

Con el "corazón roto", la empresaria estadounidense Jennifer Arcuri irrumpió en la campaña británica para las elecciones del 12 de diciembre, al reprochar al primer ministro británico Boris Johnson su comportamiento cuando estallaron unas acusaciones de conflicto de intereses.

Johnson, acusado de conflicto de intereses ya que esta empresaria se benefició de financiación pública principalmente cuando él era alcalde de Londres entre 2008 y 2016, niega cualquier irregularidad y rechaza afirmar que mantuvo una relación con ella.

En una entrevista que será difundida el domingo por la noche en la cadena ITV, Arcuri, de 34 años, declara que tiene el "corazón roto" por el comportamiento de Boris Johnson, quien, según ella, la ha dejado de lado.

La mujer explica que habría preferido que el primer ministro conservador, en campaña para continuar en Downing Street, hubiera declarado su relación, para evitar la "humillación" en este caso.

Según ella, Johnson la trató como una "criatura malvada" cuando intentó ponerse en contacto con él para pedirle consejo sobre la sobreexposición mediática y explicarle su desesperación.

"No entiendo porque me bloqueaste y me ignoraste como si yo fuera un ligue de una noche o una chica que te hubieras encontrado en un bar, porque no es eso lo que soy, y tú lo sabes muy bien", afirmó, dirigiéndose a Johnson, según extractos de la entrevista difundidos por la agencia británica Press association.

"Tengo el corazón roto por la manera en que me has dejado de lado, como si fuera una criatura maléfica", asegura.

Según la prensa británica, Jennifer Arcuri se benefició de un total de 126 000 libras (162 000 dólares) del dinero público.

Una auditoría del gobierno concluyó recientemente que la atribución de una dotación de 100 000 libras de un fondo gubernamental estaba justificada. (I)