Nacional

A caballo, un maestro de 60 años lleva materiales de estudio a niños de recintos de Manabí

A caballo, un maestro de 60 años lleva materiales de estudio a niños de recintos de Manabí
Portoviejo -

Ser profesor para Sergio Cedeño Ponce es un apostolado al servicio de los niños y jóvenes menos favorecidos.

A sus 60 años, 11 de ellos como catedrático, no escatima esfuerzo para dedicar diez horas del día junto a su caballo Chovengo para recorrer cuatro comunidades de la zona rural de Paján y así entregar las cartillas educativas a niños cuyos maestros no pueden acceder a esos lugares por no tener un cuadrúpedo.

Cedeño también dicta clases presenciales en esos días de largo viaje a sus 18 estudiantes de la escuela Cabo Fausto Espinoza en la localidad de Agua Dulce.

El hombre vive en el recinto Pueblo Nuevo y desde ahí sale los martes en un recorrido de más de dos horas a caballo, en el cual pasa montañas y riachuelos para llevar el material pedagógico a más de 100 niños en las comunidades de La Esperanza, Los Vergeles, La Libertad de Sote y Naranjito, y tras cumplir con ese cometido busca a sus 18 estudiantes para indicarles el trabajo que deben cumplir en esas cartillas educativas, que las reciben quienes no tienen servicio de internet.

“El dinero es importante, pero esto no es por plata, lo hago por voluntad propia, porque nadie tiene la culpa de lo que está pasando y menos aún nuestros estudiantes.

Es cuando más necesitan del apoyo de sus maestros, yo soy un campesino y siento en mi corazón esta triste realidad”, comenta Sergio, mientras se le quiebra la voz por los interminables caminos que deben seguir en cada jornada durante la pandemia.

El catedrático indica que reparte las fichas para los niños y jóvenes de cinco escuelas, porque él vive más cerca de las comunidades; sin embargo, resalta el apoyo constante de los otros maestros, que pese a no realizar su recorrido semanal porque residen en otros cantones y es difícil conseguir transporte, están conectados para simplificar los contenidos.

Fanny Morán, madre de familia de la escuela Cabo Fausto Espinoza, señala que están analizando la propuesta del Ministerio de Educación sobre la posibilidad de regresar de manera semipresencial a las aulas tomando todas las normas de bioseguridad.

“A Sergio no hay palabras para agradecerle lo que hace por nuestros hijos”, añade.

Gabriel Zambrano, director distrital de Paján, refiere que existe un alto porcentaje de territorio rural y que al menos el 60 % de la población estudiantil de este cantón no tiene conectividad. (I)