Nacional

Asambleísta Daniel Mendoza y director de Secob señalados como parte de una estructura de corrupción

Asambleísta Daniel Mendoza y director de Secob señalados como parte de una estructura de corrupción
Quito -

La información recabada luego de la detención en Manabí de Jean B., asesor del asambleísta Daniel Mendoza, habría posibilitado que la fiscal general, Diana Salazar, avance en una investigación por el delito de delincuencia organizada y llegue este viernes 5 hasta el indicado legislador miembro de la Comisión de Fiscalización.

A las 21:25 del jueves último ya la Fiscalía tenía los permisos para los 14 allanamientos: dos en Quito, en Pichincha; y otra docena en la provincia de Manabí: Portoviejo (10) y Bahía de Caráquez (2). Todo tenía que ver con una estructura de corrupción que operaba en construcciones como las del Hospital Básico de Pedernales.

Las órdenes de detención también acompañaron a los allanamientos que en paralelo se activaron la madrugada de este viernes 5 en los sitios definidos.

En Quito, en la parroquia de Tumbaco, en el nororiente, se buscó y se detuvo al director del Servicio de Contratación de Obras (Secob), Edmundo Tamayo. Al mismo tiempo, pero en Portoviejo, eran detenidos Mendoza y otras personas: Jennifer C., Olga M., Tania S. y Ángel A., quienes aparentemente tendrían relación con el legislador y funcionarios del Secob en esa provincia.

Este viernes 5 de junio, Salazar, al ser consultada por el tema del hospital de Pedernales, recordó que una jueza de garantías penales de Manabí impidió que avance el proceso, pese a que tenían una autorización judicial. Ella había conminado a la fiscal de la causa en esa localidad a que no continúe con las diligencias.

“Yo puedo entender que precisamente por la localidad, en aquellas circunscripciones pequeñas, todo el mundo se conoce, se tiene acceso, ejerce influencia, presión, entonces tratan de beneficiar a las personas y justamente ese el enfoque de esta Fuerza de Tarea creada el 1 de junio pasado”, afirmó Salazar en entrevista.

El expediente pasó a conocimiento de Salazar, por el fuero de Corte Nacional de Justicia (CNJ) que cobija al funcionario. La fiscal aseguró que ayudó mucho el que se hayan habilitado los plazos y términos para los procesos judiciales, suspendidos por la pandemia.

Por su relación con actos de corrupción ocurridos en el hospital de Pedernales, el 14 de mayo pasado, la Policía detuvo a nueve personas a quienes se les inició una instrucción fiscal de 90 días por el delito de lavado de activos. Entre los procesados está Jean B., asesor de Mendoza, quien recibió orden de prisión preventiva.

Fausto Buenaño, comandante de Policía de la Zona 4, confirmaba en horas de la madrugada la captura de Mendoza, quien al llegar a la unidad policial mostraba una actitud cabizbaja, distinta a la de meses atrás cuando hizo un lanzamiento de propuestas de su movimiento político provincial Mejor, lista 100.

Informes policiales referían que lo que se iba a investigar directamente en este caso es el beneficio ilícito de los fondos asignados al Consorcio Pedernales Manabí para el “Contrato construcción hospital 30 camas Pedernales”, en 2019, por unos $7 millones.

Mendoza fue llevado a la 01:15 de este viernes 5 hasta el hospital Verdi Cevallos para el chequeo médico previo a su desplazamiento a Quito, donde era requerido por la Fiscalía para rendir versión. Antes de ser trasladado, el legislador llegó cerca de las 02:00 hasta el Comando de Policía en Portoviejo y ahí estuvo hasta las 04:20.

Mientras Mendoza viajaba a la capital, el presidente Lenín Moreno, líder de Alianza PAIS, al que era cercano el legislador, escribía en Twitter: “La Fiscalía y la Policía cumplen su deber, ahora que la justicia aplique la Ley. La corrupción se combate y se sanciona, solo así se evita la impunidad”.

Por tener 83 años y problemas de salud, una de las detenidas se quedó en Portoviejo. Luego de seis horas de viaje por vía terrestre, pasadas las 10:00 llegó a la Unidad de Flagrancia, en el norte de Quito, la caravana policial con Mendoza y las tres personas que lo acompañarían en la audiencia de formulación de cargos, que debió darse a las 18:00.

Los cuatro llegados desde Manabí fueron ingresados al mismo lugar en el que estaba desde las 03:00 el director del Secob, Tamayo. Mendoza fue trasladado cerca del mediodía al edificio principal de la Fiscalía General, localizado a pocas cuadras de Flagrancia, para que rinda versión.

Debido a que el juez de la CNJ Marco Rodríguez fue el funcionario judicial que firmó las boletas para los allanamientos y las detenciones producidas en esta causa, la norma radica en él la competencia para dirigir la audiencia de formulación de cargos y la primera parte del proceso penal.

Trascendió que una persona más, relacionada con las oficinas del Secob en Manabí, fue detenida y trasladada a Quito, para la audiencia. (I)