Nacional

Así será el nuevo examen de acceso a la educación superior segundo semestre 2020 que reemplaza a la prueba Ser Bachiller

Así será el nuevo examen de acceso a la educación superior segundo semestre 2020 que reemplaza a la prueba Ser Bachiller

Este lunes 13 de julio arrancó la primera fase del proceso para el acceso a la educación superior que permitirá a miles de bachilleres optar por un cupo en las universidades.

En esta oportunidad hay una variante en comparación con el proceso que se llevó en el régimen Costa a principios de año y ya no se conocerá como Ser Bachiller, tampoco será obligatorio.

El Instituto Nacional de Evaluación Educativa (Ineval) ya tiene listo alrededor de 1400 ítems que permitirán crear modelos de examen que se aplicarán a finales de agosto, según lo previsto por la Secretaría de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación (Senescyt).

El examen aportará con el 60% del puntaje de postulación por un cupo, el 40% restante lo aportan los antecedentes académicos (nota de de grado).

Eduardo Salgado, director ejecutivo del Ineval, explicó que los ítems se encuentran enmarcados en cuatro áreas: Matemáticas, Lengua y literatura, Ciencias Naturales (Física, Química, Biología) y Ciencias Sociales (Historia, Filosofía y Educación para la ciudadanía). Para su elaboración se contrataron al menos diez docentes por cada una de las áreas, quienes desde enero elaboraron los ítems.

"Estamos en el proceso de pilotaje y lo que viene digamos es, con ese pilotaje, tener los ítems con mejor calidad, de esos 1400 se eligen lo que necesita para el ingreso a la universidad y lo que se hace con este pilotaje es tener la parte estadística, psicométrica de los ítems, analizarle la dificultad tiempos, todas las variables que se necesitan y con eso procedemos a tener listas las distintas formas para cada uno de los días", señaló.

El Ineval es el encargado de la elaboración de las distintas formas de las pruebas, así como la valoración de los ítems y el pilotaje de los mismos. Senescyt en cambio es el dueño del proceso y quienes comunican la nota final a los bachilleres. El pilotaje se realizará a unos 10 mil alumnos de universidades y se trata de que la prueba no sea memorística sino contextualizada.

Salgado indicó que se redujo el número de preguntas, así como el tiempo de la prueba será menor aunque esto será anunciado por la Senescyt. También que se realizó una encuesta a casi 2000 docentes sobre los contenidos que no alcanzaron a ver para la elaboración de esta prueba.

"No es necesario que vayan a un instituto preuniversitario para prepararse ni clases extras, sino como se dice un repaso, un calentamiento antes del examen y perfectamente estarían rindiendo dando muy bien ese examen de ingreso a la universidad", refirió.

El director ejecutivo explicó que ante los problemas de filtración que hubo en el régimen Costa la entidad tomó medidas para que esto no pase como la elaboración de varios modelos de examen, además de la incorporación de un software "específico para controlar justamente el momento que se está dando el examen que no exista problemas de filtración, copia". (I)