Nacional

Cinco procesados por supuesto peculado en la Empresa de Agua de Quito

Cinco procesados por supuesto peculado en la Empresa de Agua de Quito
Quito -

Cómo se puede hablar de un delito como peculado si el contrato se dio por terminado unilateralmente y de forma anticipada, solo se entregó el 50 % del dinero de lo contratado y la Empresa Pública Metropolitana de Agua Potable y Saneamiento (Epmaps) recibió las mascarillas, gafas y trajes de protección adquiridos.

Esos fueron los principales argumentos que manejaron en la audiencia de formulación de cargos las defensas de los cinco procesados a los cuales, desde la madrugada de este jueves 4, se les inició una instrucción fiscal de 90 días por el delito de peculado.

La jueza Inés Méndez acogió el pedido de la fiscal Claudia Romero y ordenó prisión preventiva para el ahora exgerente de la Epmaps Guido Andrade; el administrador del contrato, Óscar M.; y Astrid A., jefa de salud ocupacional. En tanto que a los funcionarios municipales Adrián A. y Juan A. se les definió la presentación diaria ante el juez competente y la prohibición de salida del país.

Esteban Ballesteros, abogado de Andrade, aseguró que en este caso el peculado no se configura. Según él, su cliente no firmó el contrato en este proceso, sino que lo único que hizo fue declarar la emergencia para la Epmaps, delegar la contratación a una de las gerencias inferiores a él y posteriormente, siendo su responsabilidad, declaró la terminación unilateral y anticipada del contrato.

En este proceso de contratación por el que se iban a pagar $167 920 habrían participado tres empresas, de las cuales Silverti fue la elegida. La empresa habría entregado el producto y recibió el 50 % del pago a fines de abril pasado, pero los primeros días de mayo quienes llevan el contrato conocieron de las denuncias sobre Silverti de ventas de bolsas para cadáveres con sobreprecios en hospitales de Guayaquil.

Ese hecho generó una alerta en la Epmaps y las personas que estaban a cargo del proceso de contrato realizaron un nuevo estudio respecto de los precios de los bienes que estaban adquiriendo. Del análisis hecho se habría verificado que de los tres ítems adquiridos, dos tenían precios al alza y uno con precios a la baja.

“En base a esto los encargados del proceso de contratación convocaron a una reunión a los representantes de Silverti para poder llegar a una rebaja en relación a esta información que se tenía de cómo estaba fluctuando en el mercado. No se presentaron los representantes de Silverti a esta reunión y por no beneficiar a los intereses de la institución, el gerente (Guido Andrade) decidió una terminación anticipada y unilateral del contrato”, aseguró Ballesteros y agregó que lo actuado por la autoridad demuestra apresuramiento.

La defensa de Óscar M., Paúl Ocaña, cree que la Fiscalía al final del día no podrá demostrar el delito de peculado, pues ni siquiera existe una pericia de contratación pública que revele si se cumplieron o no los roles determinados o una pericia contable que evidencie cuál fue es el valor del perjuicio para el Estado. Adelantó que pedirán una pericia de contratación pública para que se evidencie que el rol de su defendido fue el de la ejecución del contrato y no la precontractual.

Oficios, el contrato en investigación, la adjudicación del contrato, informes de mercadeo, entre otros, fueron los elementos de convicción que presentó la fiscal Romero en la diligencia. Las defensas anunciaron apelaciones.

Concejales muestran preocupación y piden respuesta al alcalde Jorge Yunda

Dentro del Municipio de Quito, esta serie de denuncias e investigaciones de corrupción han llevado a que concejales exijan explicaciones al alcalde Jorge Yunda e incluso plantean entre las posibilidades que dé un paso al costado.

Este jueves 5 tenían previsto reunirse en la tarde para analizar los casos y las respuestas. La contestación de Yunda ha sido que no dejará el cargo. En su lugar, anunció que en el Municipio de Quito se creará un grupo de élite de prevención de delitos penales para contar con más filtros de control en todas las etapas.

Otro tema que preocupa es la desaparición de 1,3 millones de dólares transferidos de la cuenta de la Empresa Pública Municipal de Agua Potable del Municipio de Quito a bancos en Hong Kong y Estados Unidos. (I)