Nacional

Colegios religiosos de Quito reclaman que se cumpla con el decreto que estableció el Ministerio de Educación

Colegios religiosos de Quito reclaman que se cumpla con el decreto que estableció el Ministerio de Educación

El 1 de septiembre de 2020 el régimen Sierra-Amazonía iniciará clases bajo la modalidad educativa Aprendemos Juntos en Casa.

El pasado 24 de julio, el Ministerio de Educación emitió el Acuerdo Ministerial 00038 que, hasta el momento, únicamente regirá en planteles de la Sierra-Amazonía, donde impulsa tres modelos de educación y existe una reducción en las pensiones dependiendo la modalidad que escojan.

La mañana del miércoles, cerca de 250 padres de familia, con carteles en mano, realizaron un plantón en los exteriores de las instalaciones del Ministerio de Educación reclamando que el acuerdo establecido por la entidad no se ha cumplido en relación con la rebaja del valor de las pensiones.

“Exigimos rebajas de pensiones, exigimos que la ministra sea mucho más clara. En mi caso, nos han dicho que nos van a rebajar el 8 % por ser de modo presencial, porque el colegio está listo para abrir sus puertas. Somos algunos padres que están inconformes con la situación que está pasando en los colegios religiosos”, aseveró Karol Vera, madre de familia.

Desde el Ministerio de Educación aseguraron a este Diario que el viceministro de esta cartera de Estado recibió a los padres de familia. “Plantearon sus reclamos y se les socializó el tema de las ofertas, y deben llegar a acuerdos entre particulares”, dijo la entidad.

Ofertas educativas

En la educación abierta o en línea las instituciones deben garantizar a toda su comunidad educativa (estudiantes y docentes) el acceso a las plataformas virtuales para que puedan instruirse a través de estas, y se hace un seguimiento al estudiante por parte de los profesores de cada plantel.

En esta modalidad abierta está la posibilidad de pagar pensiones al 65 % en las instituciones educativas particulares y fiscomisionales.

Esta oferta educativa está pensada para la educación general básica, es decir de primero hasta décimo, y también para bachillerato.

En la educación en casa, también conocida como homeschooling, la responsabilidad principal la tendrán los padres de familia, pero mantendrán el acompañamiento de un tutor vinculado a un plantel educativo. En esta modalidad, el costo será del 30 % de las pensiones que fueron cobradas durante el ciclo escolar que finalizó.

“La educación en casa es un servicio educativo extraordinario para educación general básica y bachillerato, en el que padres, madres o representantes del estudiante asumen la responsabilidad de la educación”, manifestó semanas atrás Monserrat Creamer, ministra de Educación, en una rueda de prensa emitida por Facebook Live.

La educación presencial (semipresencial) es otra de las alternativas que ofrece el Ministerio de Educación, donde el retorno de las clases será con alternancia y los estudiantes acudirán por jornadas más cortas o días en los diferentes niveles educativos.

Esta modalidad se efectuará una vez que el COE nacional lo permita.

En un diálogo transmitido por Facebook Live, la mañana de este miércoles, Valdimir Vásconez, técnico del Ministerio de Educación, aseguró que estas modalidades serán de forma permanente.

“Estas ofertas no están pensadas ni creadas únicamente para el contexto de la emergencia sanitaria. Aquellos podrán quedarse en estos servicios educativos”, afirmó el funcionario del Ministerio de Educación. (I)