Nacional

Con nuevas normas, más de 50 cantones operan con amarillo

Con nuevas normas, más de 50 cantones operan con amarillo

Han transcurrido 77 días del aislamiento dispuesto dentro de la emergencia sanitaria. En igual número de días, Wuhan, la ciudad China donde se originó el primer caso de COVID-19, levantó la cuarentena y retomó “la nueva normalidad”, la misma a la que Ecuador se va adaptando cada semana.

Hoy, los 221 cantones inician una etapa de distanciamiento con mayor flexibilización de medidas de movilidad, reactivación de comercios (en semáforo amarillo y verde) y con llamados al autocuidado ciudadano para evitar brotes.

Las nuevas reglas de semaforización coinciden con el paso de más de una veintena de cantones a semáforo amarillo, régimen que reduce el toque de queda de 21:00 a 05:00, permite el transporte urbano con 50 % de aforo y la circulación de autos tres días por semana.

Hasta la semana pasada, alrededor de 30 cantones ya estaban en amarillo, entre esos se contabilizaban nueve de Guayas y ocho en Azuay, donde su capital , Cuenca, reabrió comercios, al igual que las ciudades de Ambato y Machala.

En este sexto mes, la Costa adopta el amarillo en más cantones como Babahoyo, sitio del caso cero, Vinces y Valencia (Los Ríos); Salitre, Isidro Ayora, Pedro Carbo, Naranjal (Guayas); El Guabo, Pasaje y Piñas (El Oro) y El Carmen (Manabí).

En la Sierra y Amazonía se suman Riobamba; Baños y Tisaleo (Tungurahua); Puerto Quito y Pedro Vicente Maldonado (Pichincha); Montúfar (Carchi); La Maná (Cotopaxi); los cantones Sucúa, Morona y Huamboya (Morona Santiago); y Pastaza y Arajuno (Pastaza).

Mañana seguirá Centinela del Cóndor (Zamora Chinchipe), mientras el 3 marcará la transición de Quito y Rumiñahui (Pichincha); Pelileo y Quero (Tungurahua); Zaruma (El Oro) y Chone (Manabí); Guano (Chimborazo), 4.

Aunque el crecimiento de las tasas de contagiados sigue en varias localidades, autoridades han anunciado el cambio insistiendo en la corresponsabilidad ciudadana con el respectivo distanciamiento social y el cumplimiento de las medidas de higiene a fin de reactivarse en “la nueva normalidad”.

En Babahoyo y Valencia sus autoridades manifestaron que han implementado zonas de aislamiento ante la posible aparición de más contagios.

“La decisión se llevó a efecto luego de analizar las medidas que se adoptarán durante la permanencia del semáforo en amarillo. Si estas se cumplen, estaríamos listos para pasar a la coloración verde”, citó Carlos German, alcalde de Babahoyo. Allí se sumaban 570 casos hasta la semana pasada.

Justamente, Rodrigo Mena, alcalde de El Carmen, dijo que en su localidad se trabajaría en crear conciencia en la ciudadanía en temas sanitarios.

“Es imperativo el cumplimiento de las medidas de distanciamiento social, el uso de mascarilla en espacios públicos, establecidas en la ordenanza”, agregó Leonardo Rodríguez, alcalde de Chone.

Asimismo, Hipólito Carrera, alcalde de La Maná, destacó que en su cantón se instalarán lavamanos y dispensadores para la desinfección y advirtió con sanciones para quienes no cumplan con las medidas.

Mientras tanto, Guayas ya completa 12 de 24 cantones en amarillo y mañana Daule ya va el color verde, uniéndose a Aguarico (Orellana) que opera en ese tono desde mayo.

El alcalde de Naranjal, Luigi Rivera, dijo que esta reactivación se da luego de un testeo con pruebas rápidas e instalar un centro de atención a pacientes COVID-19, además se abasteció con trajes de bioseguridad a personal del Hospital Básico y se creó una ordenanza que regula a los comercios.

Sobre la nueva etapa, la ministra de Gobierno, María Paula Romo, citó a la prensa que aún está latente la crisis por el virus, al igual que los problemas sociales. “Estamos todavía en la mitad de esta crisis, con ciudades donde los contagios se sostienen, estamos tratando de reactivar la economía... los efectos todavía los estamos viviendo”, dijo el viernes 29. (I)

EN ROJO

EN AMARILLO

EN VERDE