Nacional

Conflicto legal dificulta conexión Sierra-Costa

Conflicto legal dificulta conexión Sierra-Costa

Un tramo de la vía Balbanera-Pallatanga-Cumandá (106,6 km) que une a la Sierra con la Costa, está afectado por el desgaste del asfalto.

El tránsito vehicular se complica a causa de los baches; en varios tramos incluso hay ciudadanos que “cobran peaje” por rellenar los huecos, se quejan los choferes.

Roberto Morales es conductor desde hace 27 años; lleva productos agrícolas desde Riobamba hasta Guayaquil y utiliza esa carretera tres veces por semana.

Aunque le gusta viajar y realizar paradas para tomar fotografías del paisaje, la ruta ya no le parece agradable. “En algunos puntos no son huecos, son cráteres los que hay y obligan a frenar de forma abrupta; incluso al esquivarlos pueden causar un accidente”, comenta.

Una queja similar tienen Walter Quevedo y Hugo Arévalo, quienes por trabajo se trasladan a la Costa, a poca distancia de Pallatanga, subtrópico de Chimborazo. Allí se han topado con una novedad: habitantes de la zona improvisaron un “equipo de trabajo” para tapar huecos.

“Tuvimos que frenar y al pasar nos cobraron por el arreglo que hacían. Dijeron que era una colaboración por el riesgo y la labor que realizan todos los días”, cuenta Quevedo.

A pocos metros de llegar al puente Cornelio Dávalos, más conocido como Sal si Puedes, Walter y Hugo se han encontrado con el mismo cuadro: gente tapando huecos y cobrando a los usuarios.

Por su parte, Íngrid Santillán, directora provincial del Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP), explica que la vía presenta problemas legales debido a que la cartera de Estado nunca recibió la obra de mejoramiento de la ruta de manera formal de manos del contratista.

“En 2016 ya había recomendaciones, por ejemplo de  reposición del pavimento rígido; no podemos recibir una vía en esas condiciones y, por ello, no podemos intervenirla”, aclara.

La funcionaria dice que en caso de emergencia por lluvias u otras circunstancias disponen de maquinaria, pero los trabajos generales se desarrollarán después de superar el litigio. “Esperamos que en los próximos meses se dé una resolución y podamos realizar los trabajos necesarios”.

Los conductores piden además más señalización pues no pueden guiarse por las líneas de la calzada cuando hay neblina. “Hay tramos en los que no hay señalización vertical, lo que dificulta la visibilidad”, lamenta Roberto Morales. (I)