Nacional

Críticas al plan de vacunación contra el COVID-19 en Ecuador

Críticas al plan de vacunación contra el COVID-19 en Ecuador
Quito -

El Gobierno busca blindar el proceso de vacunación contra el coronavirus que arrancó con la denominada fase piloto, que está destinada al personal de salud que lo combate, adultos mayores de centros geriátricos, quienes los cuidan y personas con alguna discapacidad.

Ha tomado cuatro medidas: la presencia de una compañía internacional, una comisión de transparencia, correcciones a la fase piloto y controles.

Críticas al proceso

El ministro de Salud, Juan Carlos Zevallos, indicó que hay una compañía internacional que hará auditoría, aunque no especificó más detalles.

A ello se suma un comité de transparencia conformado por Gonzalo Mantilla y Carlos Montúfar, de la Universidad San Francisco de Quito, y Carlos Ortega, de la Universidad de Especialidades Espíritu Santo (UEES) de Guayaquil.

Adujo que es para que no haya ni la más mínima posibilidad de algo “chueco”.

Al ser consultado sobre la labor del comité, Zevallos, en una entrevista televisiva, dijo que ellos se van a fijar en cómo se están haciendo las listas de quienes se están vacunando.

“Las listas tienen que ser y van a ser priorizadas de acuerdo a un criterio sanitario. Las personas que están a mayor riesgo van a ser vacunadas primero”, manifestó el ministro.

Este Diario intentó comunicarse con los integrantes de ese comité, pero no dieron declaraciones sobre el tema.

El presidente de la República, Lenín Moreno, aseguró que tendrán acceso a todas las etapas del proceso de vacunación para verificar su transparencia y la correcta aplicación de parámetros técnicos.

Santiago Carrasco, quien es el presidente de la Federación Médica Ecuatoriana, criticó a esa comisión pues argumentó que no hay presencia gremial.

Ha pedido que se conforme una veeduría con académicos, gremios, sociedades científicas y la Iglesia para evitar que haya anomalías en el proceso.

Afirmó que personal de salud les ha informado que no saben cómo se seleccionó a quién vacunar.

Para la Comisión Nacional Anticorrupción (CNA), la sociedad debe constatar cuál es la prioridad para vacunar a través de una contraloría social.

Germán Rodas, coordinador de la CNA, agregó que entre otros temas debe, además, dar seguimiento a los procesos contractuales.

En tanto, un día después del inicio de la fase piloto, Zevallos expresó que han hecho ajustes. “Yo no diría que hemos encontrado anomalías, yo diría ajustes; por ejemplo, en el hospital IESS de Cuenca recibimos una denuncia. Yo invito a la ciudadanía a que lo haga, que decía que los médicos, hay algunos médicos que estando en cuidados intensivos no habían sido tomados en cuenta y querían hacerlo, voluntariamente entrar a la vacuna, entonces corregimos eso...”, señaló.

Además, hay personal de esa secretaría de Estado que coteja las listas.

Paralelamente hay controles para evitar engaños sobre las vacunas. Personal de la Agencia de Control y Vigilancia Sanitaria (Arcsa), Fiscalía y la Policía realizan acciones conjuntas para detectar y sancionar la venta de productos que se ofrezcan como supuestas curas para el COVID-19, indicó el Gobierno nacional.

Se pidió a la ciudadanía reportar la publicidad engañosa sobre la venta irregular de vacunas en redes sociales y medios de comunicación, dado que el único autorizado para la importación y la distribución de las vacunas es el Gobierno a través del Ministerio de Salud.

El ministro Zevallos indicó que se han inmunizado en 8 hospitales de Guayaquil, 7 de Quito y estaba previsto en 4 de Cuenca y de Azogues este viernes 22.

Sobre cuántas personas ya se vacunaron, señaló no tener el dato exacto y que además hay confidencialidad o seguridad. De las anunciadas 86.000 dosis iniciales llegaron 8.000.

Las restantes 78.000 dosis, acotó, llegarán hasta finales de febrero, de acuerdo a la disponibilidad de Pfizer. (I)