Nacional

Cuatro cantones vuelven a rojo en Tungurahua y se culpa a irresponsabilidad

Cuatro cantones vuelven a rojo en Tungurahua y se culpa a irresponsabilidad
Ambato -

De alarmante calificó la gobernadora de Tungurahua, Gabriela Rodríguez, el número de casos confirmados de COVID-19 en la provincia, pero dijo que también alarma la irresponsabilidad de la población ante la emergencia sanitaria.

Comentó que en los cantones de la provincia al dejar el semáforo rojo jamás se dijo que la pandemia había pasado, pero que por el comportamiento de la ciudadanía el resultado es que regresen a rojo (como lo hicieron Baños de Agua Santa, Patate, Cevallos y este miércoles se sumó Quero).

“En el cantón Baños de Agua Santa por qué se regresó a rojo, porque hemos tenido más de diez canchas habilitadas con 50 personas, aglomeraciones de gente donde no hubo el comportamiento necesario.

Además, Rodríguez manifiesta que es elemental que las personas se disciplinen.

“Es inaudito poder justificar que nosotros tenemos camas llenas por personas irresponsables cuando hay personal que necesita estar en las casas de salud como son Policía Nacional, Fuerzas Armadas, periodistas y sobre todo médicos, ya en este momento están sintiendo el tema de la pandemia. Por eso nuestro rechazo total a estas personas que no acatan las disposiciones de los Comités de Operaciones Emergentes (COE) nacional, provincial y cantonales”, dijo.

El alcalde de Quero, José Morales, informó que en la reunión del COE cantonal de este miércoles decidió cambiar a rojo por el aumento de casos, que según dijo es de 17 a 30 en los últimos días.

Explicó que también es por la irresponsabilidad de la ciudadanía, que incluso intentan agredir a los policías cuando ejecutan los operativos de control en el sector. (I)