Nacional

De cada 10 pruebas que se toman 5 salen positivas en Pichincha para COVID-19

De cada 10 pruebas que se toman 5 salen positivas en Pichincha para COVID-19

Desde el 1 de agosto, de cada 100 test realizados para detectar coronavirus 56 resultan positivos en Pichincha.

Así lo aseguró el Ministerio de Salud Pública (MSP), acerca del incremento de casos de la pandemia en la provincia que está cerca de llegar a los 20 000 contagios.

Laboratorios

El viceministro de Salud, Xavier Solórzano, manifestó que más de 20 laboratorios, entre privados y públicos, procesan muestras de tipo PCR.

Eso implica, agregó, que el procesamiento no sea igual en cada laboratorio. Puso como promedio, para esa tarea, un lapso de entre 48 y 72 horas.

Por ello, los casos no representan contagios de un día para el otro. En realidad, sostuvo el funcionario, fueron reportados este jueves 13 de agosto.

David Larreátegui, profesor universitario, señaló que si bien se están haciendo unas 4000 pruebas diarias, deberían ser de 8000 a 10 000 para que el muestreo probabilístico sea el adecuado a la situación.

Consideró que hay un subregistro. “Para poder saber los índices de velocidad de transmisión de una persona al resto tienes que hacer pruebas diagnósticas y es lo que nos falta en la ciudad”, afirmó el docente.

Esto, en referencia a que el MSP sostuvo que la velocidad de transmisión en Pichincha, ocurrida en junio y julio, aún no se estabiliza.

Juan Carlos De los Reyes, de la Politécnica Nacional, refirió que el número de reproducción o la velocidad de contagios se refiere a cuánto puede contagiar una persona.

“Estamos observando ahora un índice de reproducción de alrededor de 0,9, lo que quiere decir que si yo tengo 1000 infectados que están contagiando, la próxima semana voy a tener 900 y la siguiente quizá 800 y algo, y así va decreciendo”, agregó De los Reyes.

Probablemente la ciudad está viviendo una tremenda ola de contagios en este momento y van a ser continuos durante las siguientes semanas, dijo el profesor Larreátegui.

En Pichincha y Quito hay una meseta alta oscilante sin que se vea una clara tendencia a la baja, dijo Fernando Sacoto, presidente de la Sociedad Ecuatoriana de Salud Pública. “No crece explosivamente, pero tampoco decrece claramente”, manifestó Sacoto.

Habrá que esperar cuál es su progresión en los próximos días, indicó Sacoto. El MSP prevé que siga el alza de casos. (I)