Nacional

De fuerte a leve fue la caída de ceniza del volcán Sangay en 14 cantones

De fuerte a leve fue la caída de ceniza del volcán Sangay en 14 cantones

El alcalde de Pallatanga, Enrique Granizo, solicitó al presidente de la República, Lenín Moreno, declarar al cantón en estado de emergencia después de que esta localidad amaneciera cubierta por una capa de ceniza volcánica que alcanzaba un espesor de 7 centímetros.

La mañana de ayer, una nube de ceniza proveniente del volcán Sangay, ubicado en Morona Santiago, cubrió los cantones Alausí, Chunchi, Guamote, Cumandá y Pallatanga, en Chimborazo.

Asimismo, se alertó que el material volcánico seguía moviéndose en dirección occidente-suroccidente, por lo que más provincias y cantones fueron afectados.

El Geofísico alerta por probable caída de ceniza del Sangay

Durante la madrugada de ayer, el volcán Sangay registró un incremento significativo en su nivel de actividad eruptiva, según un informe del Instituto Geofísico del Ecuador (IG).

Ya en la tarde, un informe del Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias reveló que la caída de ceniza se reportó en 14 cantones de Chimborazo, Bolívar, Guayas y Los Ríos. La primera provincia en mención tuvo cinco localidades donde la caída de ceniza fue fuerte, Guayas tuvo dos, y Bolívar, una. En los otros seis cantones la caída de ceniza fue de moderada a leve.

El ECU911 informó que su sistema de cámaras captó descenso de ceniza en Mata de Cacao (Los Ríos) y la península de Santa Elena. Alrededor del mediodía, el polvo volcánico ya había alcanzado ciudades como Guayaquil, donde las calles y carros se llenaron de la ceniza del volcán Sangay.

Las consecuencias que el fenómeno pueda tener sobre los cultivos preocupa a dirigentes de zonas agrícolas como Pallatanga. “Muchas familias campesinas viven de la producción agrícola y en este momento está completamente afectado. Si ya tuvimos afectación por la pandemia del COVID-19, estamos afectados aún más con la caída de ceniza” señaló el alcalde Granizo.

Mientras, en Chillanes, cantón de la provincia de Bolívar, la ceniza alcanzó a cubrir calles, viviendas y árboles.

En cantones del Guayas como Naranjito, Marcelino Maridueña y Bucay el cielo también se tornó gris en la mañana por el material volcánico. Incluso, el ingreso a esta última localidad se cerró por un lapso, indicó la Comisión de Tránsito del Ecuador (CTE).

En tanto, desde las 08:00 de ayer los habitantes de los sectores Mata de Cacao y del recinto Pueblo Nuevo, de Babahoyo, en Los Ríos, empezaron a percibir la caída de ceniza.

La oscuridad y la escasa visibilidad fueron lo que los alertó de que algo inusual estaba ocurriendo, según Lilian Paredes, habitante de Pueblo Nuevo.

Posteriormente, en los sectores Camilo Ponce, Clemente Baquerizo, El Salto, Barreiro y la parroquia rural Pimocha, de la capital fluminense, también reportaron la caída de cenizas.

Vías de acceso y salida de Babahoyo también se llenaron de ceniza, lo que complicó el flujo vehicular allí.

El gobernador de Los Ríos, Camilo Salinas, dijo que las cenizas provocan preocupación sobre todo en Babahoyo, que es donde más se percibió la caída del material, por lo que con la colaboración de la CTE y ATM de ese cantón, se ejecutaron operativos de control de circulación de vehículos.

“Es mejor no salir, quedarnos en casa, usar mascarillas y hasta gafas protectoras, ya que nos podemos ver afectados en la piel, ojos y vías respiratorias. Bomberos de la ciudad harán la limpieza del material, en su momento, porque no termina de caer la ceniza debido a que el volcán continúa activo”, explicó el gobernador.

Rommel Salazar, director del Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias, comunicó que técnicos se dirigieron a las zonas más afectadas para entregar kits de seguridad y mascarillas. “Además hemos activado a nuestras autoridades en los territorios afectados y realizamos un constante monitoreo con el IG y el Inhami” añadió.

Las autoridades llamaron a la ciudadanía a la calma. (I)