Nacional

Dueños de centros de diversión nocturna de Machala marchan para pedir la reactivación de sus negocios

Dueños de centros de diversión nocturna de Machala marchan para pedir la reactivación de sus negocios
Machala -

A través de una marcha que se realizó desde la zona rosa hasta los exteriores del Municipio de Machala y la Gobernación de El Oro, los dirigentes de bares, discotecas, establecimientos de tolerancia y trabajadoras sexuales solicitaron al Gobierno Nacional la reapertura de sus negocios ante la crisis económica que también provoca la pandemia de COVID-19.

“Estamos el borde de lo quiebra, no tenemos recursos para seguir subsistiendo y lo que pedimos a las autoridades nacionales es que nos permitan laborar cumpliendo todas las medidas de bioseguridad, incluso contamos con un protocolo diseñado para nuestros negocios y que queremos entregarlo al COE (Comité de Operaciones de Emergencia)” dijo Nino Medina, dueño de un centro de tolerancia de la capital orense.

El alcalde de Machala, Darío Macas, recibió a la delegación en los exteriores del Municipio de Machala donde les informó que enviará nuevamente el pedido al COE provincial para que reactiven los negocios. El gobernador de la provincia de El Oro, Danilo Maridueña dijo: “vamos a trasladar sus inquietudes ante el COE Nacional; mientras ustedes gestionan ante los COE cantonales”.

La dirigente de las trabajadoras sexuales, Karina Bravo y la abogada del gremio, Silvana Espinoza, coincidieron en que tienen ya listo un plan piloto de bioseguridad, el cual contempla proteger al cliente y asegurar la salud de quienes que se dedican a estas labores. “Llevamos ya cuatro meses paralizadas; tenemos cuentas por pagar; comprar alimentos; ir al médico y mantener a nuestras familias”, indicó Bravo.

Javier Luna, representante de los propietarios de bares y discotecas de la zona rosa, aseguró que ya han presentado un plan de bioseguridad en la alcaldía machaleña para que sea analizado por los miembros del COE local. “La zona rosa está desierta ahora; muchos de nuestros compañeros han tenido que cerrar porque ya no pueden continuar pagando arriendos”, señaló el dirigente. (I)