Nacional

El Ministerio de Salud merma la información sobre muertes y contagios por COVID-19

El Ministerio de Salud merma la información sobre muertes y contagios por COVID-19
Quito -

Un ecuatoriano no puede saber cuántas personas contagiadas y fallecidas por COVID-19 hay en su barrio. La información oficial escasea, pues el Ministerio de Salud Pública (MSP) emite reportes muy generales, no actualiza sus canales de comunicación e, incluso, ha retirado algunos informes de su sitio web.

Expertos consultados coinciden que esto viola al derecho al acceso a la información pública, que en la actual situación sirve para garantizar otros derechos como el de la salud y la vida.

Las autoridades municipales, que deben decidir la semaforización de los cantones, han establecido otras vías de comunicación con el Ministerio de Salud Pública, pues los datos oficiales que son públicos resultan insuficiente para hacer seguimiento al avance del virus.

La falta de información también afecta al trabajo de periodistas, académicos, especialistas y organizaciones sociales, que siguen la evolución de la pandemia.

EL UNIVERSO solicitó una entrevista con las autoridades del MSP, pero hasta las 15:00 del viernes 10 no hubo respuesta.

La página que diseñó el gobierno para la difusión de datos (www.coronavirusecuador.com) ya va un mes desactualizada. Los úlitmos datos se presentaron el 11 de junio. Ahí se publicaban las cifras de casos y fallecimientos confirmados de todas las parroquias del país.

A la par, el Ministerio de Salud Pública emitía los boletines epidemiológicos de cada provincia en su página web. Auque esos informes no se publicaban todos los días, daban datos no solo de las provincias, sino de los cantones más poblados, desmenuzando las cifras por parroquias. Sin embargo, esa página fue retirada el 4 de julio pasado.

El MSP mantiene en su web un repositorio de esos boletines, pero está actualizado solo hasta el 29 de mayo.

Además, la Dirección Nacional de Vigilancia Epidemiológica del MSP, encargada de monitorear la expansión del virus, mantiene activa una cuenta en Tableau, una plataforma para publicar datos, pero dejó de actualizar la información hace una semana.

La única fuente actualizada de cifras es la infografía diaria que emite el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) nacional. Ahí se registran, a nivel provincial, las muertes y casos confirmados; a nivel cantonal, solo se difunden los casos; y no hay ningún dato de las parroquias.

Raúl Delgado, presidente de la Asocialción de Municipalidades del Ecuador (AME), señala que esa infografía es insuficiente para entender cómo avanza el virus en los cantones. "Ya no le tomamos en consideración para nada", apunta. En su lugar, las autoridades municipales reciben directamente datos de los delegados del MSP en los COEs cantonales.

Marco Murillo, presidente de la Sala de Situación del Municipio de Riobamba, señala que los datos que se muestran en las infografías del Gobierno no son confiables para tomar decisiones. "A veces había errores. Tenían complicaciones. Ponían un dato y luego lo bajaban, lo subían, lo bajaban...", cuenta.

Frente a esa situación, la Alcaldía construyó su propia plataforma, que es pública. Ahí se difunden el número de pacientes diagnosticados con coronavirus, cuántas camas hospitalarias y de terapia intensiva están disponibles, las muertes inscritas en el Registro Civil, las emergencias atendidas por el ECU-911 y los resultados de los controles municipales.

Esas cifras no concuerdan con las del MSP. Este viernes 10, la plataforma registraba 713 casos positivos en Riobamba mientras que el Ministerio, 624. Murillo explicó que la plataforma se alimenta con los datos que son cargados directamente por los hospitales públicos y privados de la ciudad.

Francisco Hurtado Caicedo, del Observatorio Social del Ecuador, monitorea a diario la expansión de la pandemia y publica los resultados en el sitio web de esa institución. Sus análisis se basan en las infografías del COE nacional, pues considera que son la fuente más regular aunque sus datos son muy generales y el formato es inadecuado.

Para hacer su trabajo, Hurtado debe digitar las cifras de la infografía en una hoja de cálculo todos los días. Ese tiempo podría ser usado en analizar más información, expresa. Recuerda que el COE nacional resolvió en abril que los datos de la pandemia debían ser publicados de manera abierta, en un archivo digitalizado, pero el MSP solo cumplió una vez con esa disposición. Luego, puso un candado para impedir el acceso al documento.

"Yo creo que no es torpeza. Me parece que es deliberado el modo en que se ha repartido la información", afirma. Advierte que las autoridades están vulnerando el acceso a la información pública.

En eso coincide César Ricaurte, director ejecutivo de Fundamedios. Señala que el MSP ha manejado la información de manera errática y sin transparencia. Apunta que hay información de la pandemia que se ha cambiado o se ha perdido y que los formatos de los reportes no son abiertos.

El 2 de julio, Fundamedios publicó una alerta porque el MSP no atiendía las solicitudes de los periodistas y cerró el chat con el que se comunicaba con ellos En su lugar, el Ministerio abrió un canal en una red social que no permite recoger inquietudes. El Gobierno no ha respondido a ese comunicado. (I)