Nacional

El niño guayaquileño que combatió en la batalla de Yaguachi

El niño guayaquileño que combatió en la batalla de Yaguachi

Aunque ahora nos pueda parecer una realidad triste y chocante, lo cierto es que a inicios de siglo XIX, en el marco de las independencias americanas, era algo común que los bandos en conflicto reclutaran niños para emplearlos como soldados dentro de los cuadros y formaciones de sus ejércitos.

El batallón de la independencia mexicana conocido como "los emulantes", conformado por niños de entre 8 y 16 años, quizá sea el ejemplo más famoso de niños soldados durante las revoluciones americanas. La historia de la antigua Nueva Granada (actual Colombia) ha señalado en sus páginas al niño-soldado de la independencia Pedro Parcasio Martínez, de 12 años de edad.

Abdón Calderón, nuestro "héroe-niño", tenía 17 años cuando murió por las heridas recibidas en la batalla del Pichincha, siendo el joven mártir y patriota más conocido de la independencia ecuatoriana. Lo que no es tan conocido es que el joven Calderón tuvo un compañero de armas que lo igualó en valentía y lo superó en juventud.

El niño soldado de Guayaquil

Fue un día como hoy, pero hace 198 años, cuando en el campo de Cone, cercano a la población de Yaguachi, las tropas lideradas por Antonio José de Sucre derrotaron a la división del ejército realista del coronel Francisco González. Aquel 19 de Agosto de 1821 quedó asegurada la libertad definitiva de la Provincia Libre de Guayaquil.

Ese día el niño José Ariza Mateus, de 14 años, luchaba a pie junto a sus compañeros de la Compañía de Cazadores del Batallón Santander. José Ariza era un "aspirante"  —el equivalente actual a cadete —  oriundo de Guayaquil.

Representación artística del combate de Yaguachi

Apenas iniciado el combate, Ariza fue herido dos veces por los enemigos. De inmediato se intentó alejarlo de la línea de fuego, pero el muchacho se negó rotundamente y continuó peleando hasta el final de la acción.

  • Fermín Padilla, el esclavo que peleó en Pichincha

Uno de los testigos de aquel acto de valor fue el propio Abdón Calderón, presente en el mismo campo de batalla. Meses más tarde, durante la batalla del Pichincha, Calderón repetirá exactamente aquel modelo de conducta, pues al ser malherido, también se negó a ser sacado del campo de batalla. Es probable que en aquel episodio supremo de nuestra independencia, el moribundo Calderón tuviera en mente el ejemplo del niño guayaquileño.

¿Sobrevivió el niño Ariza?

Por su valentía José Ariza fue mencionado en el boletín de la batalla de Yaguachi. Hay que señalar que aparecer en estos boletines se consideraba un gran honor: de los 1.200 soldados y oficiales de Sucre que lucharon aquel día, solo 15 fueron mencionados por sus nombres en el boletín del combate.

El oficial italiano Cayetano Cestari, soldado veterano que había peleado en las guerras napoleónicas y que para el momento era el jefe encargado del Estado Mayor de Sucre, con admiración consignó en el boletín el heroísmo del niño guayaquileño: “El aspirante Ariza, hijo de Guayaquil, quien se ha señalado particularmente, pues habiendo sido herido en los primeros tiros, a pesar de ser muy niño, continuó en el combate hasta el fin” (1).

 El oficial italiano Cayetano Cestari elogió al niño José Ariza en el boletín del combate de Yaguachi.

El pequeño Ariza sí sobrevivió a sus heridas, y el 28 de septiembre de ese mismo año fue ascendido a suboficial y destinado a la primera compañía del batallón Gameza (2).

  • Batalla del Pichincha: Ruta hacia la Libertad definitiva

Al siguiente año Ariza integró la división patriótica que marchó por los Andes ecuatorianos, desde Cuenca hasta Quito, y el 24 de Mayo de 1822 peleó en la batalla del Pichincha.

A continuación marchó al Perú con el batallón Rifles del Bomboná, participando en las batallas decisivas de la independencia peruana (Junín, Ayacucho). Para 1829 -siendo ya un teniente "veterano" de 22 años-, Ariza defendió el suelo ecuatoriano contra las agresiones peruanas en la batalla de Tarqui (3).

El niño guayaquileño José Ariza es uno de tantos héroes olvidados de nuestra independencia, y en esta fecha histórica merece ser recordado. (I)

Notas:  1.- Boletín del combate de Yaguachi escrito por Cayetano Cestari en el libro Panoramas y otros tópicos de Carlos Alberto Flores (Guayaquil, 1939), página 138.

2.- Libro El cantón Yaguachi: páginas históricas, de Camilo Destruge (Guayaquil, 1920), página 29.

3.- Libro El Ecuador en la independencia del Perú, tomo II, de Alfredo Luna Tobar (Banco Central del Ecuador, 1986), página 148.