Nacional

Empresa crea plataforma para calcular el impacto de la basura electrónica

Empresa crea plataforma para calcular el impacto de la basura electrónica

Una plataforma digital, actualmente en fase de prueba en México, busca que los usuarios conozcan la cantidad de residuos electrónicos que generan y su efecto en los ecosistemas, esto con el fin de que puedan tomar mejores decisiones sobre la forma en que deben disponer de su basura tecnológica.

Un ejemplo del tamaño del problema es que cinco computadoras encendidas en horario de oficina durante nueve horas al día, cinco días a la semana, generan una tonelada de dióxido de carbono (CO2).

La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) indica que cada mexicano genera cerca de 10 kilogramos de basura electrónica al año y recicla apenas 14% de ella de forma adecuada. Pero cabría preguntarse cuánto representa la basura electrónica en términos de CO2.

Para responder esta interrogante, la empresa Silikn tiene en fase de prueba una plataforma digital que ofrece la capacidad de hacer cálculos como los siguientes: el reciclaje de una computadora de escritorio evita la emisión de 0,883 toneladas de CO2 al año; una televisión 0,294 toneladas; una computadora portátil 0,442 toneladas y un smartphone o tablet de 0,221 toneladas.

El fundador de Silikn, Víctor Ruiz, dijo que la versión beta va avanzando conforme a lo planeado. “Son alrededor de 75 usuarios los que han hecho pruebas y se ha cumplido el primer objetivo de que esta herramienta ayude a los usuarios a conocer la cantidad de residuos electrónicos que generan y cómo esto impacta al medio ambiente”.

“La herramienta ayuda al usuario a generar una conciencia ambiental, también a tomar decisiones y acciones para remediarlo. Un punto importante es que las personas comparten la información con sus familias y amigos”, señaló.

La plataforma estará disponible a través del área de consultoría de Silikn en el transcurso de los siguientes meses para aquellas pequeñas y medianas empresas que requieran medir el CO2 que pueden evitar a través del adecuado desecho de sus residuos electrónicos. (I)