Nacional

Evangélicos protestaron afuera de Asamblea Nacional contra matrimonio igualitario

Evangélicos protestaron afuera de Asamblea Nacional contra matrimonio igualitario
Quito -

Cientos de indígenas evangélicos reclamaron este martes frente a la Asamblea Nacional que se derogue el matrimonio civil igualitario, aprobado recientemente en un histórico fallo de la Corte Constitucional.

A los gritos y con carteles en los que se leía “En defensa de la vida y la familia”, “Nulidad de matrimonio igualitario”, “Destitución de Corte Constitucional” exigieron la intervención de los parlamentarios para buscar un camino legal que permita revertir el fallo.

El 12 de junio la Corte Constitucional aprobó la posibilidad de que parejas del mismo sexo contraigan matrimonio, lo que de inmediato provocó reacciones de júbilo en la comunidad LGBTIQ y de rechazo por parte de las iglesias católica y evangélica.

“La familia está compuesta por mamá, papá, hijos; hombre y mujer”, dijo el asambleísta Luis Pachala ante los manifestantes, quien además pidió a la Corte Constitucional “que respete a la constitución, que respete a la familia, a los 17 millones de ecuatorianos”.

En otras ciudades como Esmeraldas, Guayaquil y Cuenca representantes de las distintas iglesias han llamado a sus fieles a salir a las calles para protestar contra de la decisión de la Corte. Hasta ahora en Ecuador solo estaba permitida la llamada “unión de hecho” que no ofrecía garantías legales a las parejas del mismo sexo.

Sin embargo, la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) aclaró en su cuenta de Twitter que no participó de la manifestación del martes en Quito. La organización indígena aseguró que esa marcha fue "convocada por grupos conservadores. Nuestra agenda de lucha es por el agua, territorios, Derechos Humanos, entre otros".

'Decisión atenta contra dogmas religiosos'

El analista y catedrático de la Universidad Andina, Hernán Reyes, dijo a The Associated Press: “no me asombra que haya habido una feroz reacción de los grupos religiosos porque esa decisión atenta contra uno de los dogmas mayores de la sociedad tradicional, el tipo de familia nuclear heterosexual, la típica familia religiosa”.

Añadió que quienes piden la destitución de la Corte Constitucional “porque no les gustó su decisión llegan a extremos de un radicalismo politiquero, populista. Los magistrados se han ceñido a las normas y los procesos legales vigentes y pedir su destitución es descabellado”.

A pesar del fallo de la Corte las parejas del mismo sexo aún no pueden casarse debido a que falta modificar reglamentos y procesos administrativos. (I)