Nacional

Farmacéutica francesa donará hidroxicloroquina a Ecuador

Farmacéutica francesa donará hidroxicloroquina a Ecuador
La farmacéutica francesa Sanofi ha comenzado a distribuir 100 millones de dosis de Plaquenil, fármaco a base de hidroxicloroquina, en unos 50 países, entre ellos España, Argentina, Ecuador y Paraguay, tras haber doblado la producción de este medicamento usado en estudios clínicos contra la COVID-19.
Un portavoz de la compañía indicó a EFE que la donación se ha realizado en distintos países de los cinco continentes, entre ellos Ecuador, Paraguay, Argentina y España, y se compromete a continuar el reparto del medicamento entre más naciones si los estudios clínicos revelan su eficacia contra el virus.
"Una vez hecha la donación, el Gobierno es responsable del uso y dispensa del medicamento. Cada Gobierno decide compartir o no la información de la donación", explicó el portavoz.
La hidroxicloroquina es uno de los principios activos que se están probando en el marco del proyecto "Discovery" en varios países europeos, entre ellos España, como uno de los medicamentos potenciales para la COVID-19. La OMS lo incluye además en su lista de tratamientos experimentales prioritarios.
Sanofi, que ha doblado la producción del medicamento y pretende cuadruplicarla de aquí a verano, tratará de responder a las crecientes demandas que han llegado por parte de los gobiernos desde el inicio de la crisis, dentro de su capacidad de aumentar la producción.
Sin embargo, indica que la prioridad es garantizar la continuidad del aprovisionamiento para los pacientes tratados en casos ya aprobados, como lupus, artritis reumatoide y malaria.
Tratará de aprovisionar a los países que quieran crear un almacenamiento del producto "por si se revela eficaz" contra el coronavirus, pero recuerda que el medicamento puede causar efectos secundarios graves y que debe utilizarse siempre con receta o consejo médico.
"Las pruebas clínicas actuales son insuficientes para sacar conclusiones sobre la eficacia clínica y la seguridad de su uso", resaltó la empresa en un comunicado.
Sanofi estudia otras opciones terapéuticas para el cuidado de casos severos de COVID-19, como el sarilumab, y trabaja en el desarrollo de una vacuna contra el virus.
En paralelo, este viernes se conoció que investigadores del Centro Nacional francés de Estudios Científicos (CNRS) lanzarán el próximo martes un estudio clínico para probar un nuevo test de diagnóstico por saliva del coronavirus, bautizado como EasyCov.
El estudio estará dirigido por las sociedades SkillCell, Vogo y el Hospital Universitario de Montpellier se probará en pacientes que ya han dado positivo y en personal clínico supuestamente negativo.
La prueba se realiza sin necesidad de pasar por laboratorios, y consiste en tomar una muestra de saliva, uno de los principales vectores del virus, y someterla a agentes reactivos a 65 grados durante 30 minutos.
Esto permite al personal médico ver el resultado a simple vista a diferencia del método de referencia actual, más largo y laborioso.
Segun el CNRS, si el resultado es positivo, la cadena de producción podría poner los test a disposición de los hospitales franceses en mayo. EFE