Nacional

Gremios cuestionan calidad de médicos cubanos que trabajaron en Ecuador

Gremios cuestionan calidad de médicos cubanos que trabajaron en Ecuador

Durante una sesión médica, Ernesto Carrasco tuvo la oportunidad de interactuar con un neurocirujano cubano que tiene una especialidad. Recuerda que él le pidió realizar un procedimiento que parecía sencillo a un paciente, pero que su colega cubano no pudo concretar.

Carrasco, presidente de la Federación Médica Ecuatoriana, dice que esa situación que experimentó de cerca también la escuchó en otras provincias. Y eso para él es reflejo de que no todos los médicos cubanos que llegaron al país a través de un convenio con el régimen cubano tenían una preparación suficiente o calificada.

“No vino el personal más calificado de Cuba ni vinieron a las zonas rurales como se dijo y al final del día no cobraban ellos, sino el Gobierno cubano”, señala el dirigente gremial, quien apoya la decisión gubernamental de terminar ese acuerdo con Cuba y llenar esos cupos con ecuatorianos.

Ecuador mantenía convenios específicos suscritos entre los ministerios de Salud Pública en temas relacionados con la cooperación científica y asistencia técnica en vigilancia epidemiológica, fisiatría, imagenología, oftalmología y patologías vasculares. Esas plazas eran ocupadas por unos 400 médicos cubanos.

  • Dependencias esperan notificación para reemplazar a médicos cubanos

Carrasco indica que algunos cubanos estuvieron involucrados en casos de negligencia y mala práctica profesional y que cuando las denuncias eran conocidas no podían ser procesadas porque esos médicos regresaban a su país, producto de esta misión diplomática.

El exministro de Salud Francisco Andino cree que la cooperación con Cuba en materia de salud fue “mala” porque irrumpió en el interior del país sin que se tenga un mecanismo valorativo de qué tipo de profesionales venían, además no hubo participación de las universidades ecuatorianas.

“Se debió ser más celoso de nuestros propios profesionales, aquí hay suficientes profesionales y muy buenos en el sector de la salud”, indica Andino.

La brigada cubana que está en Ecuador destacó meses atrás que sus médicos tenían una buena evaluación en Ecuador. Isabel Martínez, la exjefa de la cooperación en salud de Cuba en el país, mencionó en marzo pasado que el 98,1 % de los miembros de la brigada tenía una evaluación de excelente y de muy bien dada por la contraparte ecuatoriana, según recogió el portal web especializado Redacción Médica.

En su momento, la brigada médica cubana, que tuvo un mayor impulso en el gobierno de Rafael Correa, llegó a tener a 600 galenos organizados en 27 brigadas distribuidas en 23 provincias a través de 12 convenios, unos con el Estado y con otras entidades, entre esos, el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS).

Según portales cubanos, hasta abril del 2019 la brigada médica había realizado unas 206 882 operaciones quirúrgicas y atendido 3548 partos en Ecuador.

El Gobierno ecuatoriano ha adelantado que para llenar las plazas que dejarán paulatinamente los cubanos se hará la convocatoria a través de los medios de difusión masivos y la página web del MSP.

Andino considera que para evitar la politización para llenar esas vacantes se pueden conformar tribunales tripartitos donde haya representación gremial, del Ministerio de Salud y del Consejo de Participación Ciudadana.

Para Julio Villacreses, integrante de la Comisión Nacional Anticorrupción en Manabí, dice que se debe respetar la territorialidad en el proceso de selección.

“Los médicos cubanos que saldrán de Manabí deben ser reemplazados por galenos de esta provincia, porque aquí hay suficientes médicos desempleados y egresados de las universidades Técnica de Manabí y Laica Eloy Alfaro”, señala el hombre. (I)