Nacional

Gremios respaldan el reclamo de los internos rotativos

Gremios respaldan el reclamo de los internos rotativos

Los estudiantes del internado rotativo de los hospitales continuaron los plantones y movilizaciones en ciudades como Quito y Guayaquil.

Ellos dejaron de cumplir con sus actividades asistenciales y guardias en los sanatorios del país.

Los alumnos mantienen la exigencia de la derogatoria del Acuerdo Interministerial del 26 de abril de este año en el que se estableció la disminución del monto de los estipendios mensuales para 9.500 universitarios que cumplen esa labor.

Los nuevos estipendios  fijados en acuerdo ministerial fueron de $ 394 para medicina y obstetricia, $295 para enfermería y $197 para los de nutrición.

En promedio la disminución representa alrededor de $ 180 por mes.

Según la Asociación de Internos Rotativos (AIR), la Subsecretaría de Gobernanza de la Salud Pública emitió el martes pasado un comunicado en el que pide a los hospitales, centros de salud y facultades de Ciencias Médicas del país que no se implementen medidas de presión, imposición o restricción contra los internos rotativos.

La única labor que los estudiantes mantienen en los hospitales es la de docencia. Ellos reciben de los galenos tutores conocimientos que requieren en el último año de la carrera.

David Yépez, integrante de la AIR, expresó que continúan con las reuniones educativas para no descuidar su formación profesional.

Para él, la ausencia de los internos ha provocado mayor carga laboral en los médicos residentes.

“Ellos se han visto perjudicados porque hoy deben cumplir actividades como las administrativas, de las que nos encargábamos. Incluso escuché que algunos hospitales están llamando a estudiantes de años inferiores para que colaboren”.

Lenín Lizarzaburu, quien es parte de este colectivo que brindaba sus servicios en el hospital de especialidades Eugenio Espejo (Quito), contó que esta es una de las casas más afectadas porque aquí fueron asignados más de 80 internos.

“No tenemos más alternativa que paralizar nuestros servicios y exigir los derechos que se nos están vulnerando, porque desarrollamos un trabajo en turnos que a veces se prolongan por más de 48 horas seguidas”.

El internado rotativo es una exigencia de las cuatro carreras de salud para que los alumnos puedan graduarse. Lo hacen por un año.

Los horarios de actividades de los internos dependen de la necesidad de los hospitales. Por lo general, cada cuatro días cumplen un turno extendido de 24 horas.

Eduardo Villacís, director del internado rotativo de Medicina de la Universidad Central, adelantó que debía reunirse (ayer) el rector de esta institución, Fernando Sempértegui, con delegados de los ministerios de Salud y de Finanzas con el fin de alcanzar algún acuerdo.

Apoyo de los médicos
Los gremios de profesionales también alientan a los futuros galenos. El presidente del Colegio Médico de Pichincha, Víctor Álvarez, manifestó que el año de internado rotativo es clave en la formación profesional.

“Allí aprenden lo más importante en la formación, pues están en contacto directo con los pacientes y eso es vital para convertirse en un profesional de calidad”.

Este grupo profesional y otros provinciales advirtieron que esperarán por una resolución final hasta mañana; de lo contrario, desde el lunes próximo, también se unirán a los reclamos de los jóvenes.

Acuerdo podría modificarse
El ministro del Trabajo, Andrés Madero, en una entrevista televisiva aclaró que la reducción del estipendio se dio por pedido del Ministerio de Salud con el objetivo de garantizar la mayor cantidad de cupos para los estudiantes.

En caso de que se necesite alguna modificación al Acuerdo (por los diálogos que se mantienen) “se lo hará sin ninguna duda”, aunque aclaró que se encuentra vigente. (I)