Nacional

Hotel en Cuenca facilita uso gratuito de wifi y computadores a escolares para clases virtuales

Hotel en Cuenca facilita uso gratuito de wifi y computadores a escolares para clases virtuales
Cuenca -

Beatriz Morocho es una madre soltera y desempleada que a toda costa quiere que su hijo de nueve años, que estudia en la escuela Mario Rizzini, se mantenga en clases virtuales para que aprenda las diferentes materias, pero su limitada situación económica frenaba su anhelo. Por redes sociales se enteró que en un hotel les apoyan gratuitamente con este servicio y su pequeño, recién el pasado miércoles accedió a una clase completa.

Así como Beatriz hay decenas de niños y jóvenes que no pueden acceder a clases digitales por falta de equipos o de conexión. Un sondeo realizado, el año lectivo anterior, desde la Coordinación Zonal del Ministerio de Educación reveló que, únicamente, cuatro de cada diez estudiantes “tiene el manejo directo de internet”. Esta brecha no ha variado y por eso Oswaldo Vanegas, gerente de Kuna Hotel, decidió otorgar este servicio gratuitamente a los niños y jóvenes que necesitan conectarse. Desde el pasado lunes abrió las puertas de su negocio para lo ocupen sin límite de tiempo.

No tiene inconveniente en compartir las máquinas o la clave del Wifi que antes eran ocupadas, exclusivamente, por los huéspedes entre las personas que ahora lo necesitan para estudiar. Eso no es todo, también les ofrece un pequeño refrigerio para que aplaquen el hambre.

Vanegas explica que desde que se difundió su proyecto social ha tenido muchas llamadas telefónicas de padres de familia preguntando si era verdad que alguien era capaz de apoyar a sus semejantes de manera desinteresada. “Sabemos que hay muchos jóvenes que no están tomando sus estudios por falta de equipos y de conexión. Acá vienen respetando todas las medidas de bioseguridad”, contó

Uno de esos beneficiarios fue Beatriz quien cruzó toda la ciudad junto a su hijo. Desde su casa en el barrio Quinta Chica, ubicado al norte de Cuenca, bajó hasta Milchichig para tomar el tranvía que por ahora es gratis, se quedó en la parada de la plaza Nueve de Octubre y de ahí subieron caminando tres kilómetros hasta llegar el hotel localizado en la Avenida de las Américas y Luis Cordero.

Beatriz explica que cuando le despidieron de su trabajo se mudó con su hermana que tiene dos hijos, pero el internet que ella tiene es insuficiente para tres clases simultáneas. Aparte la batería de su celular se descargaba muy pronto y en consecuencia su hijo perdía clases. Como entraba y salía de las sesiones la maestra le ponía falta porque le advirtió que hay que estar todo el tiempo frente a la cámara y cuando quería retornar, la docente no le dejaba ingresar.

En la misma situación está Giovanni Chafla, estudiante de noveno año de básica de la Unidad educativa fiscal Brumel, quién desde el Salón del hotel, ahora, ingresa a la sesión de Zoom para sus clases. Él lleva su computador portátil porque le resulta mejor que en casa, pues ahí utilizaba los megas de su teléfono celular lo cual era difícil y caro, explica.

El gerente del hotel Kuna cuenta que por la pandemia los hoteles están con una ocupación mínima por lo que es mejor prestar los equipos a que no estén apagados para así apoyar de alguna manera a los más necesitados. Por gestión propia logró incrementar de cuatro a siete los computadores, pero anhela que más colegas se sumen a esta iniciativa. El servicio de internet gratuito para estudiantes no tiene costo, el único requisito que les piden es presentar su cédula de identidad y registrarse. Pueden ir de mañana o tarde o llamar antes al número 099 802 0030. (I)