Nacional

Jóvenes de planteles manabitas resaltaron la tradición de amorfinos

Jóvenes de planteles manabitas resaltaron la tradición de amorfinos
Portoviejo -

“Me agrada tu sonrisa, me agrada tu fino encanto, pero tienes un cuerpito, mijito, que da espanto”, ese fue uno de los versos cantados durante la final del Segundo Festival Intercantonal de Amorfinos, que se desarrolló el jueves 5 en la sede de la Casa de la Cultura Ecuatoriana (CCE), núcleo de Manabí.

Más de 70 alumnos de planteles de los 22 cantones disputaron este certamen que contó con el apoyo de almacenes Tía por segunda ocasión y en donde se buscaba resaltar el conocimiento de los jóvenes al amorfino narrado y cantado, expresó Raymundo Zambrano, quien impulsa este certamen.

Precisamente el amorfino en contrapunto se lo llevó el dúo conformado por César Villalobos y Cristina Rodríguez, representantes del colegio Amazonas, del cantón Chone.

Precisamente, la particularidad fue impuesta por Villalobos, oriundo de Maracaibo, quien junto a su familia llegó al país desde hace dos años debido a la crisis política que ha provocado una masiva salida de habitantes venezolanos.

El joven de 18 años señaló que su conocimiento de réplica de amorfinos, a la cual se adaptó, lo heredó de su madre, quien en su país cantaba, y también de su abuelo, un declamador. “De donde yo vengo (Maracaibo) son oriundos algunos reconocidos cantantes y compositores, mi abuelo era declamador profesional y poeta”, relató el estudiante venezolano.

Rodríguez señaló que se pudo complementar con su compañero de fórmula debido al interés del joven venezolano por aprender la técnica de cuadratura del amorfino.

“Este es mi saludo desde Chone a los presentes, al divino les acudo para que me alumbre la mente”, declamó Villalobos en su presentación.

Luis Macías Ferrín, uno de los integrantes del jurado calificador, señaló que es importante que se garantice la permanencia de esta tradición en el tiempo. “En la parte musical hemos considerado mucho dentro de los elementos a la melodía, la afinación, que es lo medular en un cantante, asimismo, la métrica y la cuadratura”, explicó.

Mientras, en el amorfino se tomó en cuenta la composición de los octosílabos. En esta categoría ganó Leandro Intriago, del colegio Carlos García, del cantón Junín.

Para Fidel Intriago, presidente de la CCE de Manabí, fue destacable la participación de los jóvenes de todos los cantones. “Ver a niños de 9, 10 y 14 años cantando nuestra música como lo es el amorfino y también recitando estos contrapuntos, pues obviamente que nos llena de alegría”, dijo. (I)