Nacional

Las protestas evidenciaron profundas divisiones sociales

Las protestas evidenciaron profundas divisiones sociales

Catedráticos coincidieron sobre las "fracturas sociales" que existen en el Ecuador, evidenciadas durante las recientes protestas en todo el país. El tema se debatió en el programa Ecuador al Futuro, transmitido la noche del lunes 21 de octubre de 2019 por EcuadorTV.

César Montaño, rector de la Universidad Andina Simón Bolívar de Quito, manifestó que durante las protestas que se presentaron en el país del 3 al 13 de octubre de 2019, la desinformación y el enfrentamiento fueron factores que se evidenciaron esos días.

“Estuvimos huérfanos de una direccionalidad política como ciudadanos, esto a nivel nacional, hay que señalar el rol que jugó todo el aparataje comunicacional que no informa, sino que desinforma”, dijo Montaño.

Para el catedrático, se impuso la postverdad durante esas jornadas, que mostraron un “evidente divisionismo y odio”, en las confrontaciones entre la fuerza pública y los ciudadanos.

Sin embargo, las profundas divisiones sociales han sido “históricas”, impuestas por grupos elitistas que no buscaron satisfacer necesidades del pueblo, más allá de las económicas, refirió Montaño.

El Gobierno, el sector privado y las universidades deben reconocer la diversidad racial y étnica del país para afrontar las desigualdades sociales.

De su lado, Gabriel Galán, Magíster en Derecho Civil y Procesal, coincidió que se registró una sociedad fragmentada, que tuvo actores que quisieron minimizar los descontentos populares y que jugaron a extremismos sin considerar la reconciliación, dijo.

En el país, existe una “vieja” pelea entre ricos y pobres, buenos y malos, donde se esconden mensajes positivos, aseveró Galán.

Para Florinella Muñoz, actual rectora de la Escuela Politécnica Nacional (EPN), los violentos focos de manifestaciones en el país mostraron "profundas" divisiones sociales. Los ecuatorianos tienen “problemas” para comprender y reconocer las necesidades de los pobres, apuntó Muñoz.

Desde los centros urbanos, los ciudadanos pueden tener visiones “equivocadas” sobre los sectores productivos indígenas, que se ven afectadas por ciertas medidas económicas, contó la rectora.

Ella reconoció también la disposición del Gobierno nacional para ceder e instalar los diálogos necesarios con las organizaciones sociales indígenas y escuchar sus peticiones.

Como “fracturas entre el campo y la ciudad y entre la ciudad-ciudad” calificó Fernando Ponce, rector de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador (PUCE), su posición ante la dividida sociedad ecuatoriana. (I)