Nacional

México renuncia a vacunas para que países pobres tengan acceso

México renuncia a vacunas para que países pobres tengan acceso

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, ha anunciado que han aceptado que se reduzca la entrega de dosis de la vacuna de Pfizer contra el coronavirus para que países más pobres puedan acceder a esta a petición de la ONU con el objetivo de que no haya acaparamiento, aunque ha subrayado que estas dosis serán repuestas.

"Ahora en el mundo hay una polémica porque la ONU le ha pedido a Pfizer que baje sus entregas a los países en los que se tiene contrato, como es el caso nuestro, de los países europeos, para que se disponga una cantidad de vacunas para la ONU y que no haya acaparamiento y que la ONU también ponga esas vacunas a disposición de países más pobres", ha apuntado López Obrador.

"Nosotros estuvimos de acuerdo con eso, que nos bajen y luego nos repongan lo que nos corresponde", ha explicado el mandatario mexicano, según recoge el diario El Universal.

Hasta ahora, México tiene acuerdos por 34,4 millones de dosis de Pfizer, 77,4 millones de la británica AstraZeneca, 35 millones de CanSino y 34,4 millones de la plataforma Covax de la Organización Mundial de la Salud (OMS), además analiza la compra de 24 millones de la rusa Sputnik V.

México busca vacunar a sus casi 130 millones de habitantes con un plan que ya está en marcha y que culminaría en marzo de 2022, con una inversión de 32.000 millones de pesos (unos 1.600 millones de dólares).

En la primera etapa pretende vacunar al personal de salud y en la segunda a unos 15 millones de personas de la tercera edad, hasta marzo de este año.En el último boletín oficial, los casos en México se elevan a 1.630.258, mientras que la cifra de muertos asciende a 140.241.