Nacional

Niña ecuatoriana se cura de un tumor cerebral en España a través de una terapia de protones

Niña ecuatoriana se cura de un tumor cerebral en España a través de una terapia de protones

Ahinara Iglesias es el nombre de una niña de Babahoyo que durante la pademia voló a España para recibir un tratamiento especial para el tumo cerebral que tenía.

El tratamiento empezó tras la llegada de ella y su familia desde Ecuador hace cuatro meses para eliminar un tipo de sarcoma cerebral que es poco frecuente en Europa, pero bastante común en Latinoamérica, según una publicación del diario El Mundo.

La terapaia de protones que 'borró' el tumor la recibió en el Departamento de Oncología Radioterápica de la Clínica Universidad de Navarra (CUN), donde han puesto una campana que suena cuando una persona ha eliminado su cáncer, algo que ya ha podido hacer Ahinara.

"Hemos copiado este hecho (la campana en hospitales de Estados Unidos) porque nos parece muy emotivo que así se ponga fin a un tratamiento que ha tenido éxito y tras el cual los pacientes regresan a sus casas", dijo el codirector del departamento, Felipe Calvo.

Ahinara pudo llegar a España, primero a Pamplona y luego a Madrid, por el apoyo de la ONG Niños Contra el Cáncer. También recibió la ayuda de la Teletón, que ayuda financiera necesaria.

La Asociación Española contra el Cáncer también los apoyo para tener un lugar en el que puedan vivir -Ahinara, su hermana y sus padres- en Madrid durante el tratamiento. Incluso un taxista, Rafael Ferrándiz, se ocupó de llevarla a sus terapias en plena pandemia, con las medidas de protección necesarias.

El padre de Ahinara, Victoriano Iglesias explicó que en noviembre de 2019 le habían diagnosticado el cáncer a su hija y que primero se realizó una cirugía en Ecuador para extirparlo, pero por ser un tumor maligno lo hecho no era suficiente y había que continuar con otros tratamientos. Razón por la que comenzaron a buscar otras opciones y encontraron la prontonterapia.

Según Calvo, la terapia de protones es precisa, puede eliminar un tumor al que no se puede llegar con bisturí sin dañar tejidos, y no provoca efectos secundarios. Él indica que hay que verla como medicina más, como una radioterapia exacta con muchas ventajas.

De acuerdo con Elena Panizo, especialista en oncología pediátrica del CUN, el caso de Ahinara era raro, poco común y complejo.

Uno de los mayores retos de la CUN en esto es que tuvo que poner en marcha su Unidad de Prontonterapia en Madrid, donde se atendió a la niña -unas 30 sesiones de menos de un minuto de irradiación-, en plena pandemia de coronavirus, que afectó duramente a España y en especial a esta ciudad. Ella fue la primera paciente que somete a este procedimiento en la unidad.

Además de Ahinara ocho niños más y 22 adultos, con diferentes tipos de cáncer, han comenzado con la terapia de protones en la CUN.

A Ahinara aún le quedan unas sesiones de quimioterapia en Pamplona para consolidar aún más los resultados de la protonterapia. Luego de llenar de alegria la CUN en Madrid por forma de ser, según los médicos. (I)