Nacional

Pedernales exige que fiscal impulse gestión en el caso de hospital

Pedernales exige que fiscal impulse gestión en el caso de hospital
Portoviejo -

Luego del informe de responsabilidad penal que aprobó el contralor del Estado, Pablo Celi, y que remitió a la Fiscalía General para su investigación, como parte de una acción de control a las etapas precontractual y contractual de la construcción del hospital de Pedernales, en esa localidad hay incertidumbre sobre el camino que tome la obra.

El primer contrato se declaró desierto por reconocerse que las garantías para dicha obra eran falsas. El sanatorio es un anhelo de la comunidad, pero ha tenido inconvenientes.

Ahora, según el informe de la Contraloría General del Estado, aunque la construcción del hospital básico de 30 camas no tiene avances, la empresa a cargo de la edificación, Consorcio Pedernales Manabí, ya movilizó $7 321 724 del monto del contrato asignado por el Estado para su ejecución.

“El 13 de febrero de 2020 se suscribió el contrato para la construcción del ‘Hospital Básico de Pedernales 30 camas’ y el 3 de marzo se hizo efectivo el pago del 50 % del anticipo, por el monto de $8 214 756,26”, se indicó en un comunicado de la Contraloría, el martes pasado.

En el documento se explicó que el Consorcio Pedernales Manabí no justificó los movimientos bancarios de estos recursos, de los cuales apenas quedan $893 032,41 en su cuenta bancaria, aunque no se registran avances en las obras.

Por esa razón, “estos hechos configuran indicios de responsabilidad penal”, se señaló en el comunicado oficial.

El 14 de mayo pasado, la Fiscalía General realizó una serie de allanamientos en Pedernales, Bolívar y Portoviejo, en el marco de un operativo denominado Victoria 306 que dejó nueve detenidos, entre ellos el asesor del asambleísta de AP Daniel Mendoza, Jean B.

En poder de algunos de los aprehendidos se encontró dinero, al igual que cheques de la cuenta del consorcio por cerca de $1,7 millones. A los señalados en esta investigación se los indaga por el presunto lavado de activos.

El destino del dinero y qué pasará con la continuidad de la obra es una de las consultas que han planteado los integrantes de la Veeduría Ciudadana para la construcción del hospital manabita al Secob.

Julián Phillips, integrante de esa Veeduría, indicó que el mes pasado, tras conocerse la investigación por presuntos actos de corrupción, se han hecho por tres ocasiones pedidos para conocer el detalle del saldo actual de la cuenta bancaria del contratista del Consorcio Pedernales Manabí y un pronunciamiento sobre la continuidad de la construcción.

Los pedidos fueron hechos a René Tamayo, director nacional del Secob, y a Jennifer Cobeña Moreira, actual coordinadora zonal 4 del Secob.

Esta última, el 11 de diciembre pasado, como presidenta de la Comisión Técnica del Proceso de Licitación de Obras, remitió al director general de este organismo el informe final de calificación y evaluación.

Allí se recomendaba la adjudicación del proceso número LICO-SECOB-004-2019 para la construcción del hospital al Consorcio Pedernales-Manabí.

Esas solicitudes no han tenido respuesta, dijo Phillips.

“Por qué hay 800 000 dólares en las cuentas (de Consorcio, constructor) y por qué hay supuestamente, digo supuestamente porque no me consta, 5 millones de dólares en pólizas en una cuenta de un banco privado, ¿es legal mover la plata de la cuenta autorizada en BanEcuador?”, cuestionó.

Julio Villacreses, coordinador de la Comisión Nacional Anticorrupción núcleo Manabí, indicó que con lo anunciado por Contraloría ya la fiscal general, Diana Salazar, debe solicitar a la justicia penal día y hora para iniciar la instrucción fiscal en este caso.

Con él coincidió Johnny Toapanta, representante de la Cámara de Comercio de Pedernales y secretario ejecutivo de las fuerzas vivas de ese cantón manabita que fuera el epicentro del terremoto del 2016.

CPCCS pide terminación unilateral

Un “grito desesperado” hizo el alcalde de Pedernales (Manabí), Óscar Arcentales, al Gobierno Nacional para que se busque una alternativa legal que permita la continuación de la construcción del hospital básico de Pedernales, de 30 camas.

Él asistió el miércoles a una sesión virtual del pleno del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS), para solicitar que intervengan con un pedido a las autoridades gubernamentales por esta obra.

“Se debe buscar una alternativa. Este es un grito desesperado para que esta obra no se deje de hacer. Se avizora un panorama oscuro, y esperamos que la construcción del hospital no quede en acefalía”, expresó.

Como respuesta a ello, los consejeros aprobaron una resolución para “instar" al Comité de la Reconstrucción de Manabí, creado después del terremoto de abril del 2016, que declare la terminación unilateral del contrato vigente para la construcción y se la retome.

Arcentales insistió en que en Manabí hay obras "abandonadas", y están enfrentando una situación "bastante caótica".

Su pedido surge después de que la Contraloría General del Estado emitió un informe de auditoría determinando indicios de responsabilidad penal tras el análisis de las etapas precontractual y contractual, y que remitió a la Fiscalía General para que inicie las acciones legales.

Dicha auditoría señala que el centro hospitalario no ha avanzado, sin embargo, la empresa Consorcio Pedernales Manabí, a la que se adjudicó la obra, movilizó $7 321 724 del monto del anticipo asignado.

El equipo de auditores había constatado que el "procurador común" de la compañía Consorcio Manabí "es también el gerente de uno de los subcontratistas, lo que está prohibido, y su oferta debió anularse".

Sobre la experiencia "se calificó sobre la base de certificados inválidos, de profesionales que no cumplieron los requisitos establecidos en los pliegos, siendo otro motivo para descartarla", según el informe.

Datos relevantes

$7 321 724

Es el valor que ya movilizó el consorcio del monto del contrato asignado por el Estado.

9

detenidos dejó un operativo realizado en mayo, entre ellos, el asesor de un asambleísta.

30

camas es la disponibilidad que debería tener el hospital básico de Pedernales, en construcción. (I)