Nacional

¿Por qué Durán, teniendo menos infectados del COVID-19 que Guayaquil, tardó más en cambiar al semáforo amarillo?

¿Por qué Durán, teniendo menos infectados del COVID-19 que Guayaquil, tardó más en cambiar al semáforo amarillo?

La interrogante sobre por qué Durán fue el último cantón del 'Gran Guayaquil' en anunciar el cambio del semáforo de rojo a amarillo, teniendo un menor número de contagiados del COVID-19 que sus vecinos cantones la responde el alcalde Dalton Narváez en una entrevista con EL UNIVERSO.

Esperaban los resultados de unas 500 pruebas rápidas que se realizaron de forma aleatoria -en diferentes sectores del cantón- para determinar el nivel de riesgos para pasar poco a poco al desconfinamiento.

“Necesitábamos saber cómo se está moviendo la pandemia, el índice de contagio y la respuesta en salud que puede haber en caso de algún rebrote".

Con corte a este lunes, 25 de mayo, Durán tiene 661 contagiados de coronavirus en una población cercana a los 315 000 habitantes, según las proyecciones poblacionales del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC).

En número de contagiados le siguen Daule (662), Samborondón (665) y Guayaquil (9624).

Pero así como pasa con los casos de la pandemia, que son más de los que se puede contar, la cifra oficial de residentes de este cantón se quedaría corta, pues se estima que al menos medio millón de personas viven allí, del otro lado del río, frente a Guayaquil, ya que también ha recibido mucha migración interna y extranjera en los últimos años.

Coronavirus en Ecuador: ¿qué se puede hacer y qué no en semáforo amarillo?

Por eso las brigadas médicas del Municipio, con la ayuda de la Prefectura de Guayas, visitaron barrios populares y dispersos como la ciudadela Maldonado, Recinto Los Ángeles, Recreo Viejo, María Piedad y Barrio Peñarol, donde se realizaron las pruebas.

¿Cuál fue el resultado del muestreo? En palabras del alcalde, el índice de contagio está por debajo del 15% y el porcentaje máximo admitido, según las directrices del Comité de Operaciones de Emergencia (COE) Nacional, para cambiar al semáforo amarillo es del 30%. O sea que Durán sí puede reabrir parcialmente sus actividades. Por eso se determinó el cambio para este jueves, 28 de mayo.

¿Y por qué tardó el cambio respecto a sus vecinos? El problema, según explicó Narváez, es el dinero. "La falta de recursos ha sido un factor fundamental y en esto quiero agradecer el apoyo de los expertos médicos que han trabajado con nosotros, a los municipios de Guayaquil y Samborondón, el apoyo de la Prefectura del Guayas y el Ministerio de Salud".

Durán es considerada una ciudad satélite o dormitorio por quienes trabajan o estudian en Guayaquil. Las cifras exactas las determinará el próximo Censo del INEC, pero los datos actuales del Municipio señalan que en la segunda ciudad más poblada de la provincia de Guayas se asientan 500 empresas, entre industrias y comercios que generan trabajos directos e indirectos, por eso la reactivación económica aquí también es fundamental para su gente.

El alcalde dice que el COE de Durán ya ha emitido autorizaciones a industrias y construcciones que ya han empezado a trabajar. Y se dispone a inspeccionar y aprobar la apertura de otros. Todos deben tener protocolos de bioseguridad, cada uno en su propia dimensión, desde una fábrica hasta un bazar.

Uno de los requisitos para reabrir un negocio en Durán es "desinfectar y sanitizar los locales con empresas de desinfección autorizadas (que deben emitir un certificado del trabajo cumplido)", según consta en un comunicado entregado en cada negocio, emitido por la Dirección de Justicia y Vigilancia del Municipio de Durán.

A esa dependencia acudieron decenas de comerciantes este lunes para consultar: ¿cuáles son esas empresas?. Y otros más suspicaces: ¿de quién son esas empresas?

El Municipio de Durán no avala a ninguna empresa de desinfección

Trasladada la pregunta al alcalde, él respondió: "El Municipio no avala a ninguna empresa de desinfección, ¡cuidado con eso!; simplemente no podemos aceptar que un usuario venga a decirnos, por ejemplo, mi local lo desinfectó mi vecina. Tiene que venir con la factura de la empresa cuyo RUC acredite que en efecto a eso se dedica y por lo tanto tiene la experiencia en desinfección".

En la dependencia de Justicia y Vigilancia, con el documento de los requisitos para reabrir un negocio, empleadas municipales ofrecen también (a quien se lo pida) tarjetas de varias empresas que se dedican a la desinfección. "Pero no es que el Municipio las avala o le dice a cuál contratar", advierte una de ellas. "Usted es libre de elegir, puede buscar en Google alguna otra que le parezca más conveniente, pero deben estar reguladas por Arcsa (Agencia de Regulación y Control Sanitario)".

Hospital de Durán, un lento avance y oferta de acelerar

En medio de la pandemia se evidencia la falta de camas en el sistema de salud público, que no es una competencia de los municipios, sino del Gobierno central. Durán debió tener el año pasado listo su más grande hospital, pero aún no lo está. "Lo revisamos con el ministro de Salud Juan Carlos Zevallos, está en un 60% la obra física, pero ha ofrecido que en tres meses pueda abrir el área de emergencia y consulta externa", dice el alcalde que lo acompañó a un recorrido de obras la semana pasada.

“También revisamos con la mesa técnica la respuesta en salud, en caso de posibles rebrotes, para saber cómo se atenderá a la población”, agregó el alcalde en relación a la capacidad del sistema sanitario de Durán, que tiene tres subcentros de salud públicos y un hospital básico del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS). Las atenciones por emergencia y el requerimiento de camas de hospitalización han bajado.

El hospital de 120 camas de Durán fue un ofrecimiento del Gobierno de Rafael Correa en el 2011. Se colocó entonces un gran letrero alrededor de la ciudadela Panorama que decía: "aquí se construirá el hospital de Durán" con un logo de la Revolución Ciudadana. El letrero, después de un año, se cayó y la obra nunca se hizo en aquel lugar, ni en otro, hasta que comenzó la edificación recién en junio del 2017 -después de innumerables aplazamientos- frente a la desaparecida Feria de Durán, icono del cantón que el mismo gobierno de Correa prometió reactivar primero, transformarlo después en un centro de atención de varias funciones del Estado que incluía una escuela del milenio, presentación en Power Point en una sabatina que no terminó siendo ni lo uno ni lo otro. El terreno fue vendido por Inmobiliar a un privado.

"Este hospital lamentablemente fue ubicado sin estudios en una zona industrial, habiendo tantos otros terrenos, pero lo necesitamos de forma urgente porque aquí no solo se podrán atender las personas de Durán, sino que también puede acoger a pacientes de cantones vecinos como Yaguachi o Jujan", dice Narváez, quien espera la corresponsabilidad ciudadana para evitar una nueva ola del mortal virus. (I)