Nacional

Salvoconductos y mercados debilitan cuarentena en Quito

Salvoconductos y mercados debilitan cuarentena en Quito
Quito -

La capital llega hoy a su vigésimo día de confinamiento con más de 300 casos confirmados de coronavirus y una población que empieza a sentir los estragos del encierro y a desacatar las restricciones de circulación vehicular y peatonal.

Si bien las autoridades han anunciado severas sanciones, en la última semana las zonas más populares registraron grandes concentraciones de gente –especialmente en los mercados populares y sus calles aledañas–, por lo que el Municipio dispuso regulaciones más estrictas con el fin de impedir las aglomeraciones. “Si la gente no entiende, cerraremos los mercados... Todos tenemos una tienda en la esquina, una verdulería en el barrio...”, dijo el alcalde Jorge Yunda.

Por ejemplo, en la parroquia Calderón, en el norte, se suspendieron todos los mercados y ferias libres; mientras que en el Mayorista, en el sur, solo se atenderá a vehículos de carga, no a comerciantes.

Sin embargo, ahora el problema mayor es la gran cantidad de vehículos que circulan por la ciudad, aun sin contemplar la restricción de placas, debido a los salvoconductos otorgados por el Ministerio de Gobierno vía internet.

El secretario de Movilidad, Guillermo Abad, cuestionó la emisión indiscriminada de esos permisos. “De la manera en que está concebido, cualquier persona puede sacarlo, incluso el mismo día de la restricción y se pierde la efectividad. Al ser emitido bajo autodeclaración, es una aberración”, señaló.

El alcalde lamentó el abuso de salvoconductos y pidió al Comité Operaciones de Emergencia (COE) que se le permita tomar medidas adicionales para reducir el tráfico; sin que haya una respuesta aún.

Según la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT), el 70 % de los conductores que circulaban sin respetar el número de la placa tenía el salvoconducto. De ese modo, los agentes no podían sancionarlos.

Abad explicó que el Municipio está solicitando al Gobierno que se dejen sin efecto los salvoconductos para personas naturales y que solo se les permita desplazarse al personal de salud y de sectores estratégicos de la emergencia. Además, confirmó que el Municipio tiene un plan para restringir la movilidad por horarios en un mismo día, pero que eso debe ser consensuado con el COE.

En un recorrido realizado por este Diario por algunos barrios en el norte y centro de la capital se pudo observar que en ciertos sectores –sobre todo en los más populosos– la circulación de personas, carros, motos, bicicletas... sin que se cumpla la restricción de placas ni se tomen precauciones sanitarias, es prácticamente libre.

El sábado en la mañana, por ejemplo, el sector de La Marín se presentaba vacío, sin gente ni locales abiertos; pero a tres cuadras, en los alrededores del mercado Central, se ubicaron decenas de pequeños comerciantes.

También se pudo verificar en las vías de ingreso a la capital cómo los choferes mostraban sus salvoconductos para continuar su camino, sin que la Policía pueda sancionarlos ni comprobar el buen uso de esos documentos.

Pruebas rápidas

El alcalde Jorge Yunda señaló que esta semana llegarán las pruebas rápidas para comprobar si alguien tiene COVID-19. De ellas, más de 5000 se aplicarán a funcionarios que atienden directamente en la emergencia.

Recursos públicos

El Municipio solicitó al Ministerio de Economía la devolución de $40 millones, para atender la emergencia. (I)