Nacional

Un hombre de 102 años le ganó la batalla al coronavirus y ahora está feliz con su familia

Un hombre de 102 años le ganó la batalla al coronavirus y ahora está feliz con su familia

Llegar a cumplir años en esta época es un hecho considerado por muchos como una bendición, más aún llegar a cumplir 102 años luego de haberse contagiado de COVID-19.

Esto le ocurre a Manuel Agustín Márquez, un lojano que vive en la ciudad de Zamora que logró superar la enfermedad, rodeado del cariño, amor y preocupación de sus hijos y personal médico. El ministro de Salud, Juan Carlos Zevallos, anunció la recuperación de Manuel, en Twitter.

Según cuenta su hijo Nelson Márquez Jiménez: “Ha sido una situación dura, pero también divina. El pasado 1 de julio fue detectado con la enfermedad ante los síntomas que tenía. Estuvo decaído y no quería comer. Le hicimos exámenes y se lo hizo atender por médicos. Somos 9 hermanos que hemos estado vigilantes por la salud de mi padre, toda vez que hace un año perdimos a nuestra querida madre; sin embargo, pudimos salir del bache”, dice.

Agrega que fueron momentos difíciles al estar encerrados con su padre. No hubo necesidad de hospitalizarlo.

Cuenta que hubo constante atención de los galenos del Ministerio de Salud, y argumenta que tal vez su estilo de vida saludable fue un factor decisivo para enfrentar el virus. “Mi papi ha sido muy disciplinado, muy trabajador, ordenado, de levantarse temprano y acostarse temprano, una alimentación oportuna, no fumador, muy de repente con sus amigos una copa, pero nada más”, cuenta orgulloso.

Su nieta Rosibel Cabrera cuenta que durante el contagio se le hicieron vaporizaciones diarias (3), se le dio bastante líquido tibio (2 litros entre jugos y sopas), tuvo una alimentación balanceada.

“Nos daba mucha pena, a uno le preocupa, él es bien activo, le gusta salir a la calle bastante”, dice, sin embargo, no determinan dónde o cuándo se contagió con exactitud. Agrega que cuando recibió el alta epidemiológica (porque no se le hizo una prueba PCR última para saber si ya no tiene el virus), la felicidad de la familia fue inmensa.

Don Manuel Agustín ha recibido a las autoridades de Salud y medios de comunicación, quienes han acudido asombrados por la recuperación positiva de este centenario.

Él usa un audífono para escuchar mejor y un bastón, pero camina sin problemas, conversa de igual manera, es muy activo y tiene una mente envidiablemente lúcida.

Cuenta que al haber nacido en Loja, vivía en el barrio Zamora Huayco (en el suroriente), vivió hasta su adolescencia y se trasladó a Zamora para casarse. Bromea con quienes conversa y afirma que ha sido un hombre trabajador.

“Desde pequeña edad viví junto a mis padres y fui mantenido con la alimentación que produce la tierra (…), granos, arroz, yuquita. Con mi esposa vivimos muy sanamente, a nuestros hijos los educamos pese a que era difícil vivir en Zamora (por la lejanía)”, narra don Manuel y recuerda haber estado felizmente casado por espacio de 65 años.

Aconseja a quienes los escuchan que es importantes mantener unida a la familia, trabajar cómodamente, mantenerse con los alimentos que produce la tierra y de esa forma prolongar la vida. (I)