Nacional

Unicef apoya programa para evitar el rezago escolar en zonas rurales de Ecuador

Unicef apoya programa para evitar el rezago escolar en zonas rurales de Ecuador

Mientras muchos niños y adolescentes han podido continuar su aprendizaje a través de medios digitales, algunas zonas amazónicas no pueden seguir sus clases por la falta de dispositivos tecnológicos o de conectividad a internet.

Raiza, quien vive en una comunidad kichwa de la parroquia Pandacayu, cantón Lago Agrio, es una de las niñas de que recibe la visita de su profesora Doris, quien cada semana le entrega material de estudio, que incluye contenido de las asignaturas tradicionales como Matemáticas, Historia y Lenguaje, y además con actividades recreativas para hacer en familia, entre esas recetas de cocina, manualidades y mensajes de prevención del contagio de COVID-19.

Con el apoyo de Unicef, el socio implementador Desarrollo y Autogestión (DyA) y la empresa privada, los docentes adaptaron las guías de estudio para ayudar a cerca de 1.200 niños en Ecuador, que como Raiza, se encuentran en un riesgo de quedarse atrás debido a los cierres temporales de escuelas por el virus.

Más de tres meses y medio han transcurrido desde que se produjo el cierre de las escuelas en América Latina, incluyendo Ecuador, y el Caribe, dejando cerca de 154 millones de niños y niñas temporalmente fuera de las aulas de clase, según el Fondo para la Infancia de las Naciones Unidas (Unicef), ente que lleva adelante este programa de educación para niños y niñas. de zonas rurales del país, entre esas de la región amazónica.

"La pandemia por el COVID-19 ha evidenciado aún más las diferencias ya existentes en el acceso a la educación entre quienes viven en las áreas urbanas y los que viven en las zonas rurales de Ecuador. Casi dos tercios de los hogares del país carecen de conectividad a internet, dejando a muchos niños sin la posibilidad de aprender a través de herramientas digitales", sostuvo la entidad sobre el programa cuyo socio implementador es Desarrollo y Autogestión (DyA) junto a la empresa privada.

Varios de estos niños están en situación de vulnerabilidad y han sido afectados por temas de migración, violencia doméstica, trabajo infantil y también creencias culturales que no promueven la educación a edades tempranas, sobre todo en niñas, dijo Nancy Torres, coordinadora del Programa de Nivelación y Aceleración Pedagógica en DyA.

Las estrategias de Unicef comprenden el acompañamiento pedagógico y apoyo psicosocial a docentes y departamentos de Consejería Estudiantil para orientarles en la interacción con sus allegados y compañeros; la dotación de dispositivos digitales y planes de datos para que el personal educativo se mantenga en contacto con estudiantes; la producción de material educativo y programas para radio y televisión; y la entrega de guías de autoaprendizaje para la educación intercultural bilingüe. (I)