Nacional

Vía Baños-Puyo, única conexión entre la Sierra centro y norte con la Amazonía

Vía Baños-Puyo, única conexión entre la Sierra centro y norte con la Amazonía

Hasta el momento se contabilizan 28 viviendas en riesgo de desplome en el resentimiento de Juive Grande, ubicado en el sector Río Blanco, en el kilómetro 7 de la carretera Baños-Puyo.

En total allí hay 108 casas que fueron edificadas en 2013 por el Ministerio de Desarrollo Urbano y Vivienda (Miduvi), a fin de dar albergue a familias del sector Juive Grande (Baños) que fueron afectados por la erupcion del volcán Tungurahua.

"Nuevamente el destino nos golpea, esta vez con un aluvión. Muchos de quienes habitamos aquí ya perdimos mucho en las erupciones de la mama Tungurahua, y hoy tenemos que salir nuevamente de nuestros hogares por el riesgo latente en que nos tiene el temporal lluvioso, comentó Lorena Balseca, habitante del reasentamiento.

El sábado 22 de junio se desarrolló en Baños el Comité de Seguridad, con asistencia de Alexandra Ocles, representante del Servicio Nacional de Gestión de Riesgos (SNGR), el alcalde de Baños, Luis Silva, el ministro de Vivienda, Xavier Torres, entre otras autoridades.

"Al momento los técnicos del Miduvi (analizan la factibilidad de levantar otro resentimiento a fin de precautelar la seguridad de las familias. Mientras, continúan los recorridos por la zona afectada y la gestión de ayuda para los damnificados”, señaló Silva.

Por su parte, Ocles dio a conocer que se ha cercado y restringido el paso peatonal a la zona de riesgo en el resentimiento, donde cuatro viviendas más están en riesgo de desplome.

Pese a que las lluvias no han cesado, la carretera que conecta con Puyo permanece abierta. "Tanto el personal como la maquinaria del equipo caminero de la municipalidad de Baños, permanecen cerca a San Francisco, zona con gran riesgo de deslaves, a fin de atender de inmediato cualquier incidencia", agregó Luis Silva.

De momento, la práctica de disciplinas de aventura, como el rafting, canopy, descenso de cascadas, y senderismo, se han suspendido en el cantón.

No obstante los atractivos urbanos, tales como la basílica baneña, los museos, parques y balnearios, atienden con normalidad a los visitantes. (I)