Política

72 mesas de diálogo se dieron luego del paro

72 mesas de diálogo se dieron luego del paro

Desde el 13 de octubre pasado, cuando finalizó el paro, el Gobierno realizó 72 diálogos con varios sectores sociales, productivos y empresariales del país.

Así lo aseguró el jueves, en Quito, el presidente de la República, Lenín Moreno, durante la Mesa de Diálogo Nacional, en donde intervinieron   varios representantes de sectores sociales del país.

El objetivo de estos encuentros es unir esfuerzos y coordinar acciones para el desarrollo de las actividades productivas nacionales.

Moreno enfatizó que no se emitirá ningún decreto mientras el Diálogo por la Paz no concluya y se recepten los criterios de grupos sociales.

“Así lo ratifiqué en la Mesa de Diálogo Nacional con la academia y organizaciones de sectores, como el social, empresarial, de transporte y agrícola. Los subsidios serán justos y equitativos. ¡Cumplo mi palabra!”.

En los diálogos han participado las asociaciones ganaderas y agrícolas, empresarios, gremios de campesinos y comuneros del país. Además, la Iglesia, trabajadores, la academía, indígenas, gobernadores, de los gobiernos autónomos seccionales (prefecturas, municipios y juntas parroquiales), radiodifusores y otros.

Los escenarios escogidos para estos encuentros no solo han sido Quito y Guayaquil, sino que se replicaron en Los Ríos, Imbabura, Cotopaxi y otras provincias. La mayoría liderados por Moreno y por el vicepresidente Otto Sonnenholzner.

Por ejemplo, el miércoles 30 de octubre, el Segundo Mandatario visitó Píllaro (Tungurahua) con el fin de mantener acercamientos directos y articular acciones para la reactivación y desarrollo agropecuario.

“Hoy tienen el decreto que saca el suero de la cadena láctea y les permite comercializar la leche con el precio justo”.

En Patate,  dijo que el trabajo del Gobierno permitió reducir la pobreza rural. “Hemos logrado una disminución en cuatro puntos porcentuales y 300 comunidades dejaron de ser pobres”.

“El diálogo es fundamental para alcanzar acuerdos y salir de la crisis”, mencionó Reyes Cusme, presidente de la Confederación Nacional de Comunas del Ecuador, en una reunión con Sonnenholzner.

Aquello comparte Raúl Delgado, presidente de la Asociación de Municipalidades Ecuatorianas (AME), quien califica como importante la apertura de diálogos por parte del Gobierno.

“Era un tema errado que solo con el sector indígena se tiene que construir algo que es fundamental para el desarrollo del país, por lo que ahora vemos importante el que se dialogue con todos los sectores sociales”.

Recordó que hace pocos días, los representantes de los municipios se reunieron con el Vicepresidente, a quien le entregaron varias propuestas a favor de los cabildos.

Entre ellas se destacan la devolución de los recursos por el pago del Impuesto al Valor Agregado (IVA), eliminación de los subsidios a los combustibles y otros.

“Somos de los que creen que el diálogo construye, por lo que las propuestas presentadas van en beneficio de los ecuatorianos”, señaló Delgado.

Santos Villamar, presidente de la Confederación Nacional de Organizaciones Campesinas, Indígenas y Negras, dijo que al Ejecutivo le propusieron tener un decreto  integral que fortalezca las economías de los pequeños sectores del país. “Aquí el único ganador debe ser el pueblo ecuatoriano”.

Además, esperan que no haya más confrontaciones, sino paz en el país, a fin de buscar mecanismos idóneos para lograr los objetivos que todos quieren.

Bajo esa línea, Daniel Cañola, de la Asociación de Negros del Ecuador, manifestó que el pueblo necesita días mejores, por lo que proponen y promueven “la paz, como la máxima acción para bajar el clima de tensión que vivió el país (en octubre)”.

Cañola agregó que propusieron al Gobierno “se consoliden líneas de créditos para los afrocampesinos, así como agricultores de todas las provincias del país”. (I)