Política

Administración de la Refinería de Esmeraldas pasará a manos privadas, según decreto 1094

Administración de la Refinería de Esmeraldas pasará a manos privadas, según decreto 1094
Quito -

La gestión o administración de la Refinería de Esmeraldas será delegada a manos privadas. Con la medida se busca que la Refinería pueda recibir inversión privada para mejorar la calidad de combustibles y que se implemente un tren de alta conversión.

Así lo establece el decreto 1094 que se acaba de publicar con fecha 10 de julio. El decreto, firmado por el presidente Lenín Moreno y el ministro de Energía, René Ortiz, dice que autoriza “con carácter excepcional la delegación a la iniciativa privada de la gestión conjunta de la Refinería Esmeraldas con la Empresa Pública de Hidrocarburos del Ecuador (EP Petroecuador)”.

Además se indica que el Ministerio será el responsable de garantizar los procedimientos y condiciones legales para determinar la modalidad de delegación a la iniciativa privada. Se indica que a modalidad deberá ser la más conveniente para los intereses del Estado.

Por su parte, la empresa privada que obtenga la administración deberá realizar los estudios y las inversiones necesarias, por su cuenta y riesgo, para el mejoramiento de la calidad de combustibles, implementación de un tren de alta conversión, mejoramiento de la eficiencia y reducción de emisiones, asegurando el país el suministro continuo de derivados de hidrocarburos, bajo estándares internacionales de operación y calidad, y estrictas normas ambientales.

La ejecución del decreto estará en manos de los Ministerios de Energía, de Economía y de EP Petroecuador. La Refinería de Esmeraldas se sometió a un proceso de repotenciación en el Gobierno anterior, que le costó unos $ 2200 millones al país, sin embargo no resolvió varios de los problemas clave, y más bien se conocieron una serie de contratos lesivos para el Estado y con sobreprecios.