Política

Bankers Club de Guayaquil entra a ofrecer el servicio de 'coworking'

Bankers Club de Guayaquil entra a ofrecer el servicio de 'coworking'

La crisis que generó la pandemia del coronavirus obligó a muchos jóvenes profesionales y emprendedores a abandonar sus oficinas de renta alta para tratar de hallar espacios más pequeños o compartidos que permitan reducir costos.

Dentro de esas alternativas, el coworking, que permite hacer oficina con otros profesionales en un espacio común provisto de servicios, es uno de los que ha tenido acogida. En los últimos meses, incluso, han surgido más lugares para coworking.

El Bankers Club, ubicado en los últimos pisos del edificio La Previsora, en el corazón de Guayaquil, decidió aprovechar sus instalaciones para entrar a ofrecer coworking y captar parte de ese mercado de emprendedores y profesionales que requieren un sitio para hacer labores de oficina.

El club adecuó escritorios individuales con conexiones para equipos con el fin de activar el servicio. Los espacios están cerca de los enormes ventanales con vista al río Guayas, una ubicación que promueve este servicio.

Anna Tapia, jefa de relaciones públicas del Bankers Club, señala que este servicio surge a partir de las necesidades que actualmente tienen emprendedores, personas que realizan trabajos freelance o incluso quienes requieren de una oficina y que por la situación actual se vieron en la necesidad de dejar estos lugares.

La ejecutiva indica que el Bankers Club tiene las facilidades para que las personas puedan desarrollar un negocio de manera eficiente y recibir a sus clientes.

Actualmente cuentan con más de 20 espacios de puestos individuales de trabajo en los pisos 31 y 32, que prevén aumentar a medida que crezca la demanda.

Adicionalmente tienen dos salas de reuniones con pantalla táctil y sistema de teleconferencia y grabación de audio para todo tipo de reuniones.

El usuario puede acceder a estos espacios en el horario de funcionamiento del club, de 07:00 a 20:00, dependiendo de la disponibilidad.

Tapia asegura que a diferencia de otros coworking en la ciudad, el servicio del Bankers Club ofrece beneficios adicionales para los socios, como gimnasio, spa, peluquería, restaurante, piano-bar, salas de reuniones, rooftop y otros.

Para acceder al coworking se debe adquirir una membresía que tiene un costo de $ 189,90 mensuales, que incluye un valor de consumo en las áreas de alimentos y bebidas.

Tapia indica que tienen expectativas grandes sobre este nuevo servicio de coworking en el centro de Guayaquil.

En Guayaquil y Samborondón operan cerca de una decena de espacios con servicios de coworking para emprendedores y profesionales. Entre los conocidos están Regus, Panal Coworking, Workshop Coworking, AsertivaLab, Amautha Hub. En Quito se estima que hay unos 30 espacios de coworking.

Las tarifas en varios de estos lugares se establecen por día, por un valor mensual, servicios o asesorías que se requieran. Quienes promueven estos espacios refieren que estos representan un ahorro para los emprendedores y jóvenes profesionales, pues no deben preocuparse por mantener una oficina, pagar por mantenimiento de equipos o alícuotas.

Además, el coworking no solo permite el intercambio de equipos y recursos, sino de ideas y experiencias entre profesionales que comparten estos lugares.

La red de espacios de coworking ha crecido en el continente. Por ejemplo, la red de Coworker registra 923 espacios en Sudamérica, 129 en América Central y 3.642 en América del Norte. (I)