Política

Cenas para Navidad o Fin de Año cuya base no es el tradicional pavo

Cenas para Navidad o Fin de Año cuya base no es el tradicional pavo

Embutidos, mariscos o parrilladas, acompañados con hongos, pastas o ensaladas, son las alternativas que algunos negocios ofrecen en diciembre, antes que el tradicional pavo y relleno navideño.

Si bien este mes la demanda de cenas a base de estas dos comidas es alta, hay quienes buscan algo distinto.

Para esos comensales, el mercado en Guayaquil y en la avenida Samborondón cuenta con empresas y emprendimientos listos parar satisfacer sus gustos.

El negocio de catering y d’licatessen dirigido por el chef alemán Sven Hanne le apuesta al jamón glaseado con salsa agridulce, piñas y pasas.

Él explica que las personas asocian el jamón con Navidad porque en Estados Unidos lo comen en esta fecha.

Su menú, que es para retirar o enviar a domicilio, incluye cuatro guarniciones.

Para un mejor maridaje, él sugiere una ensalada fresca (como la de espinaca y lechugas), un arroz navideño o una pasta (como los canelones), y vegetales (como la col morada al vino tinto).

La emprendedora Romina Méndez vende platos veganos para quienes, como ella, han optado por este estilo de vida o se animarían a corroborar que “no solo comemos lechuga”, dice la joven entre risas.

Ella cuenta que la falta de alimentos “libres de derivados de animales” la motivó a incursionar en la cocina.

Méndez ofrece, para retirar o enviar a domicilio, dos menús: uno con medallones Wellington de hongos portobello y carne, y otro con lasaña de champiñones.

Vienen con arroz, ensalada, un acompañante y un postre.

Aparte, la joven comercializa rellenos veganos.

Otro emprendedor, el chef Juan Carlos Saa, propone salmón como alternativa al pavo.

Él lo prepara ahumado o a la pimienta, y lo acompaña con risotto de hongos y raviolis en salsa húngara.

Dice que el comensal que elige esta opción tiene un paladar refinado, que valora el sabor del salmón. Su negocio da servicio a domicilio.

Los mariscos también son la ‘estrella’ en los platos de temporada del restaurante Red Crab.

El chef Eugenio Patricio indica que son combinaciones “mar y tierra” con un toque dulce, porque las personas asocian lo dulce con la Navidad.

Los menús contienen una entrada, una proteína, entre uno y dos acompañantes, postre y bebida soft.

Se venden para servir, para retirar o enviar a domicilio.

En cambio, La Parrilla del Ñato y Ochipinti ponen en descuento las especialidades de la casa para los clientes que se sirven en el lugar.

La promoción del primero está dirigida a grupos de al menos diez personas.

Solo por diciembre, el restaurante ofrece tres menús parrilleros –cada uno con distintas cantidades de carnes–, que resultan más económicos que los platos a la carta, afirma el gerente comercial, Luis Escobar.

En tanto, Ochipinti alienta a sus comensales a armar su “festín navideño” con tres platos, de un total de seis a elegir.

El administrador del cangrejal en Sauces 8, Carlos Esterlin, explica que el “ochitrío” puede ser compartido entre amigos o familiares.

No hay un mínimo para ordenarlo. (I)