Política

Con solo el 9 % de ocupación, hoteles ya consideran perdidos el 2020 y el 2021

Con solo el 9 % de ocupación, hoteles ya consideran perdidos el 2020 y el 2021

Con 2520 empresas relacionadas con el turismo cerradas hasta la semana pasada, entre ellas hoteles, el sector se declara ilíquido y "prácticamente quebrado".

Es el balance que Holbach Muñetón, presidente de la Federación de Cámaras de Turismo del Ecuador y de la Cámara de Turismo del Guayas, expone tras casi cuatro meses de pandemia del COVID-19 que ha dejado al sector "produciendo cero".

En el Ecuador existen 30 000 establecimientos relacionados con el turismo: 5000 hoteles, 20 000 empresas de alimentos y bebidas, 3000 intermediarios turísticos, 400 empresas de recreación y 600 de transporte turístico.

Hoteles reconocidos ya han anunciado sus cierres parciales o definitivos. Muñetón asegura que esto refleja la realidad del sector que representaba el 2,4 % del Producto Interno Bruto (PIB) y que generaba $2287 millones anuales, aproximadamente.

Sin embargo, al entrar al séptimo mes del año, esos números quedaron en el olvido. Aunque sin cifras segmentadas, Muñetón asegura que el turismo en general perdió, entre marzo y julio, $1683 millones.

"Es difícil, hay empresas que están cerradas desde la pandemia y continúan cerradas y de repente uno se entera de que el dueño toma la decisión de no abrir, tuvieron la intención, estaban en pausa", comenta el dirigente, al asegurar que al momento el sector tiene el 67 % de empresas en pausa y el restante 33 % no abrirá; y que además las inversiones anunciadas a inicios de año para la construcción de hoteles también están paralizadas.

Esto a su vez ha llevado a que 166 000 empleos, aproximadamente, estén en pausa, de los cuales 22 000 ya están perdidos definitivamente.

"Hay hoteles como el Grand Hotel Guayaquil que estará por un tiempo cerrado aparentemente, otro hotel como el Marriott que cierra definitivamente sus puertas; y hay otros hoteles que al día de hoy están cerrados momentáneamente", señala preocupado Muñetón, quien piensa que la inacción del Gobierno en la asignación de alguna ayuda para el sector provocará más cierres. Y asegura: "Los hoteles no se han reactivado, hay hoteles que están abiertos, pero no están reactivados".

Pedro Serrano, presidente de la Asociación Hotelera del Guayas (Ahotegu), que integra 23 establecimientos con una oferta de 2130 habitaciones, asegura que la reducción de sus ingresos es del 90 %. Añade que se han registrado un cierre total de un hotel de la ciudad, y el temporal de dos.

Los demás están operando parcialmente de acuerdo con la demanda, que representa una ocupación del 9 %, aproximadamente. "Nuestros hoteles de Ahotegu generaron en 2019, hasta mayo, $25 millones de ventas; en el 2020 va en $13 millones aproximadamente, esto porque enero, febrero y mitad de marzo fueron normales", explica Serrano. Mientras que en abril y mayo del 2019 se vendieron $10,8 millones; y este año en los mismos meses, que fueron los más fuertes de la pandemia, solo cerca de $1 millón.

En cuanto a los empleos, el dirigente señala que los hoteles generan 3000 directos; que se han visto reducidos en el 40 % a raíz de la situación actual.

A 128 kilómetros de Guayaquil, en la provincia de Santa Elena, la situación no es diferente. Hoteles cerrados, uno de ellos el emblemático Barceló Colón Miramar, en Salinas; cero producción, despidos y deudas.

Carlos Abad, presidente de la Cámara de Turismo de Santa Elena, habla de "pérdidas gigantes" en la Península e incalculables a la fecha; aunque solo para el feriado de Semana Santa el Ministerio de Turismo proyectaba una pérdida de no menos de $42,7 millones.

También se queja de la falta de apoyo del Gobierno en el tema de préstamos para la reactivación, que la esperan desde el 22 de este mes cuando está programada la apertura de las playas.

"Realmente no llega ese apoyo al sector empresarial turístico... tampoco con estos temas de reactivación económica, no hay una reactivación económica en realidad", reitera el dirigente, quien maneja el hotel Makai y los clubes Lux, Poco Loco y Abad Lounge en Montañita, los cuales están paralizados totalmente.

La problemática se acentúa, dice Muñetón, al asegurar que el sector hotelero tiene una nómina de $90,7 millones; y que muchos empresarios han tenido que vender activos para poder cubrir estos pagos.

Calcula que si se reactivan este mes llegarían a una ocupación promediada hasta diciembre de solo el 30 %, si es en septiembre al 18 % y si es en noviembre del 5 %.

Por su parte, Serrano señala que de volver a condiciones normales, es decir, confianza en viajar e inmunidad por tener vacuna, el sector no se recuperaría hasta finales del 2021. "No esperaríamos tener resultados hasta el 2022, 2020 y 2021 serán a pérdida general", asegura. (I)