Política

Contratos de cuatro partes con China, que eran reservados, revelan onerosas condiciones

Contratos de cuatro partes con China, que eran reservados, revelan onerosas condiciones
Quito -

Los dos contratos de cuatro partes firmados entre el China Development Bank (CDB), el Ministerio de Finanzas; Petroecuador y Petrochina (2010 y 2011), que se mantenían en reserva, este miércoles fueron publicados oficialmente por el Ministerio de Finanzas, en medio de la renegociación de deuda con esa entidad bancaria, revelan las condiciones onerosas de dichos créditos y preventas de crudo.

Ecuador acaba de anunciar que logró un alivio de $417 millones en un año y además hizo públicos estos contratos que tenían el estatus de reservados, aunque ya se habían conocido algunos segmentos de ellos gracias a los Papeles de Panamá y otras publicaciones periodísticas.

De acuerdo con los contratos, celebrados en el anterior Gobierno, además de esas condiciones caras para el país, el Ecuador también aceptó que las disputas o controversias sean tratadas en la Corte Internacional de Arbitraje de Londres (LCIA); así como a abrir una cuenta en el CDB, en China, a través de la cual el acreedor podía disponer de los recursos para hacerse pagar la deuda.

Según el contrato firmado en junio del 2011, el CDB otorgó un crédito a Ecuador por $2000 millones. 1400 millones se entregaron en dólares a un plazo de ocho años y a una tasa de 7,37 %; y 400 millones de yuanes a una tasa de 6,55 %.

Petroecuador, por su parte, se comprometía a vender 123 millones de barriles que serían entregados entre junio del 2011 y el 31 de diciembre de 2016.

En estos días, Ecuador, a través del Ministerio de Finanzas, está buscando obtener una línea de crédito por $1400 millones con el ICBC de China, atado a una venta de petróleo entre Petroecuador y Petrochina. A manera de comparación, en el nuevo contrato se propone una venta de 50 millones de barriles.

Volviendo al contrato del 2011 que fue firmado por el entonces subsecretario de Crédito Público, William Vásconez, y por el gerente de comercio internacional, Nielsen Arias, así como por los representantes de CDB y Petrochina, en el primer tramo de $1400 millones se indicaba que los dineros eran de libre disponibilidad. Sin embargo, estaban atados a cualquier “proyecto elegible” de infraestructura. En el caso del tramo en yuanes, se establecía directamente la necesidad de que pagaran a proveedores de diversos proyectos de infraestructura.

El contrato tenía una cláusula de confiabilidad y se establecía que no podrá ser revelada información más allá de lo que permitiera la “carta de confidencialidad”. Hace pocos días, el exministro de Finanzas Carlos de la Torre había revelado que Ecuador declaró secretos los contratos de los préstamos chinos por pedido de los bancos comerciales de ese país. Según De la Torre, los bancos chinos "no querían que se sepa en qué condiciones le entregaban (créditos) al Ecuador porque, sino, ellos tendrían que responder ante terceros países entregándoles condiciones similares". Se indicaba que solo se podrían hacer públicos los contratos terminadas las operaciones.

Este contrato también llamó la atención porque en uno de los anexos se hacía constar una carta elaborada por Nilsen Arias, de Petroecuador, que permitía a Petrochina cobrar cualquier monto insatisfecho que tuviera por parte de Petroecuador a terceros, clientes internacionales de la empresas estatal ecuatoriana.

Además, Petroecuador aceptó abrir una Cuenta del Producto con el CDB en China, en la que Petroecuador debía mantener montos requeridos y en la que no estaba permitido “hacer cualquier desembolso” desde esa cuenta “excepto en la medida permitida bajo el convenio de la cuenta”.

Hace pocos días, el portal Periodismo de Investigación publicó miles de papeles de los contratos con China. En uno de ello aparece un power point que fue analizado entre los principales representantes del Gobierno ecuatoriano y de China. En ese power point de 2009 ya se establecían las condiciones que más tarde se aplicarían a los contratos.

En este tipo de contratos, de lo que se conoce, Ecuador recibió de forma anticipada $18 020 millones y, a cambio, comprometió la entrega de 1310 millones de barriles de crudo. En el boletín de deuda del Ministerio de Finanzas, Ecuador ya no tiene saldos pendientes de deuda con los bancos chinos; sin embargo, aún hay compromisos de venta de crudo. (I)