Política

Desazón por bajas ventas en la Gran Feria de Guayaquil

Desazón por bajas ventas en la Gran Feria de Guayaquil

Al “viernes negro”, no ser feriado y a los gastos que las personas tienen que hacer por Navidad le atribuyeron ayer varios expositores de la Gran Feria de Guayaquil la poca afluencia de visitantes y las bajas ventas que se registraron durante los cuatro días de esta actividad.

Ellos señalaron que no se cumplieron las expectativas de ventas y que apenas si alcanzaron a recuperar lo gastado para participar en la feria.

La exhibición impulsada por el Municipio, que este año tuvo su sexta edición, debió realizarse en octubre pasado, pero fue uno de los eventos que se suspendieron por el paro nacional. Este recién abrió en el Centro de Convenciones el 28 de noviembre y finalizó ayer por la noche con un show de humor y música y un sorteo de productos.

Los primeros dos días la entrada costó 5 dólares y los siguientes fue gratuita.

“El que se cobre la entrada también va en contra de este tipo de actividades, las personas lo piensan mucho antes de venir, porque en mi caso somos cinco en mi familia, serían 20 dólares, más la comida y pasaje, estamos hablando de 50 dólares, no queda para gastar en nada más, solo mirar”, dijo Segundo Castillo, un padre de familia que acudió ayer.

Uno de los espacios de la feria fue el patio de comida, que contó con varias huecas ganadoras de Raíces y otros establecimientos que buscaban darse a conocer más. Uno de ellos fue Bolón City de la Garzota y de La Joya, y en el que señalaron que las ventas no cumplieron sus expectativas.

“No se ha vendido de manera normal, no tanto como esperábamos... Nuestras ventas en Garzota son muy movidas, entonces nosotros vinimos con esas expectativas de vender más aquí, sin embargo, se dio la mitad de lo que esperábamos vender”, señaló uno de los empleados y añadió que cree que la fecha no ayudó para que las personas se interesaran en acudir masivamente.

Los dueños de los otros puestos de comida también coincidieron en que fueron bajas las ventas, que apenas si lograron recuperar lo invertido.

Uno de los expositores que registró pérdidas fue Miel Natural, emprendimiento de miel de abeja. El propietario señaló que no había recuperado ni el valor de lo que pagó por el arriendo, 800 dólares. Él atribuyó la baja afluencia a que las personas estaban más interesadas en las ofertas del “viernes negro”.

Gloria Gallardo, presidenta de la Empresa Pública Municipio de Turismo de Guayaquil, consideró que la feria cumplió las expectativas estimadas para un fin de semana no correspondiente a un feriado.

"El feriado es todo en nuestras ferias", destacó y agregó que buscaron "no perder" el evento. Indicó que su realización generó trabajo, incluido para los artistas que ya estaban contratados. "Hubiéramos perdido todos si no la hubiéramos hecho", dijo y sostuvo que  del viernes pasado a las 18:00 del domingo, las visitas alcanzaron las 30 000 personas.

Gallardo reconoció que la expectativa comercial del “viernes negro” concitó el interés ciudadano. (I)