Política

Diversificación de las inversiones es la clave para reducir el riesgo de las transacciones que se realizan en la bolsa de valores de Ecuador

Diversificación de las inversiones es la clave para reducir el riesgo de las transacciones que se realizan en la bolsa de valores de Ecuador

No poner todos los huevos en una sola canasta, incluso no solo comprar huevos, esa es la clave para tener mayor rentabilidad en inversiones en la bolsa de valores, dice Andrés Barriga, director financiero de una empresa de seguros.

“Diversificar, esta palabra es muy importante. Esta es una ventaja del mercado bursátil. Puedes invertir en los sectores agropecuario, automotor, etc. Tú tienes esta posibilidad de generar activos financieros tanto a nivel personal como empresas que te permite una diversificación adecuada”, dice Barriga, director financiero.

Además, la palabra riesgo se debe asociar al mercado financiero en general y no significa necesariamente algo malo, afirma Pedro Ortiz, gerente general de Fiducia S. A. Indica que en toda inversión hay un riesgo implícito. Es decir, si se invierte en una empresa o banco triple A se está asumiendo un riesgo, pero es considerablemente menor si se invirtiera en una institución con calificación A.

Para Ortiz la diversificación es esencial: “Si invierto en una sola institución 10.000 dólares estoy asumiendo el riesgo de una sola institución. Lo que se debe hacer es buscar al menos cinco inversiones de 2.000 dólares con emisores diferentes. Si bien la tasa de interés baja, hay menor riesgo. Para aumentar la rentabilidad existen los fondos administrados”.

Sin embargo, el riesgo no se puede eliminar sino que debe ser gestionado correctamente. Estar pendiente de los movimientos y las inversiones, incluso pedir garantías reales generales o específicas que respalden una emisión.

“Tú puedes pedirle al emisor que garantice la transacción con activos de la compañía. Esto da mayor seguridad y reduce el riesgo. Aunque el emisor puede ser una empresa muy grande y no se necesite pedir esto en comparación a una compañía mediana que está creciendo”, afirma Barriga.

Andrea Romero invierte en bolsa, a través de una administradora de fondos, desde el 2014. Su objetivo es acumular recursos para pagar la universidad de su hija que actualmente tiene 11 años.

Ella afirma que antes de entrar al mercado bursátil tenía pólizas en bancos, pero que sentía que la rentabilidad era baja por lo que buscó opciones y varios amigos y familiares le hablaron de invertir en el mercado de valores.

“Tengo recursos en dos fondos. Uno está a nombre de mi hija. Al inicio fue algo novedoso y con el tiempo me dio mayor seguridad y confianza”, dice.

Aunque asegura que la administradora le facilita los estados de cuenta de forma mensual, ella revisa los movimientos financieros a través del portal web y actualmente a través de una aplicación móvil.

Indica que puede ver en qué sector está invirtiendo la administradora los recursos de forma “transparente”. Destaca la “flexibilidad” que le da la institución para aportar el monto que se ajuste al presupuesto.

“Luego de cumplir el primer plazo establecido con la administradora uno puede sacar el dinero cada 90 días sin penalidades y eso es una gran diferencia con un banco. Además, puedo acceder al mercado de valores sin ser experta”, señala.

Los especialistas aconsejan medir el apetito de rendimiento para evitar mayores índices de riesgo. La diversificación puede bajar la rentabilidad, pero eleva la seguridad. (I)