Política

Ecuador cierra el 2019 sin plaga 'Fusarium' en su banano

Ecuador cierra el 2019 sin plaga 'Fusarium' en su banano

Es miércoles 4 de diciembre, 10:30. En la ruta Puebloviejo-San Juan (Los Ríos) los trabajadores bananeros cruzan la vía de un predio a otro y al ingresar sumergen sus botas y herramientas en pediluvios. Nadie los observa, no hay autoridades ni administradores.

En la hacienda Zamorano la desinfección es obligatoria y se recuerda en carteles. Se inició en agosto cuando se supo de un brote de Fusarium raza 4 en la guajira colombiana.

Segundo Suárez, encargado de la hacienda La Bolívar, señaló que no se descuidan en los protocolos, pese a no haber noticias recientes del hongo. “Aquí todos trabajamos en proteger nuestro sustento”, sostuvo el jefe de la hacienda donde laboran cerca de 75 obreros y se producen hasta 6000 cajas de banano por semana y donde el jueves 28 de octubre recibieron la visita de Agrocalidad para reforzar las capacitaciones.

Mónica Gallo, coordinadora de Sanidad Vegetal de Agrocalidad, indicó que desde julio hasta la fecha se ha capacitado a más de 8000 agricultores sobre la plaga y que monitorean permanentemente a escala nacional para confirmar la ausencia de la enfermedad y aseguró que hasta el momento se mantiene el estatus fitosanitario libre de Fusarium raza 4.

Añadió que en promedio se desinfectan 541 000 contenedores al año en los puertos marítimos y en los aeropuertos de Quito, Guayaquil y Esmeraldas un promedio de 1 748 000 personas al año pasan por las alfombras de desinfección.

Hasta la fecha se han realizado 86 desinfecciones a maquinaria usada importada; y desde enero hasta octubre se han decomisado 56 000 kilogramos de productos agrícolas que no cumplen con la normativa fitosanitaria o eran ingresados a través de equipajes.

En tanto, Roberto Campos, un experto costarricense, quien llegó a Guayaquil la semana pasada para mostrar el fungicida Kyventiq de la empresa Coterva, contra la sigatoka negra, otra plaga que ataca el banano, advirtió que el Fusarium llegará a Ecuador tarde o temprano, pero aseguró que los controles son efectivos en la medida que se gana tiempo para hallar variedades resistentes a la plaga.

A esto, según Campos, ayuda que el Fusarium no tiene velocidad de dispersión, pues necesita de agentes externos para movilizarse, es decir, a través de herramientas, o zapatos de los trabajadores, por ello el cuidado en las plantaciones.

300

mil hectáreas de

banano, orito y otras musáceas tiene Ecuador a nivel nacional, según el Ministerio de Agricultura. (I)