Política

El Ejecutivo pagará deudas heredadas

El Ejecutivo pagará deudas heredadas

Su mayor preocupación es la enorme deuda heredada. Eso dijeron los 21 prefectos electos, que se reunieron este martes 23 de abril con el presidente Lenín Moreno. Ellos preguntan ¿cómo el Gobierno cancelará los $ 348’740.582 que el Estado no ha transferido a los gobiernos desde el 2017?

El Primer Mandatario reconoce esa deuda del ex Régimen y se comprometió a entregar todos los recursos que necesiten los gobiernos seccionales del país. “Asumimos esa obligación, que la cumpliremos”, aseguró.

Durante el encuentro, que se desarrolló en Carondelet, Moreno dijo que el país está saliendo adelante, construyendo una relación respetuosa y proactiva de gobernabilidad con todos los sectores, especialmente con las autoridades seccionales, sin importar su tendencia político tengan.

El Jefe de Estado indicó que este tipo de reuniones se convocarán constantemente para planificar con base a los temas que preocupan en las provincias.

El vicepresidente Otto Sonnenholzner recalcó en la reunión que el Ejecutivo apoyará cualquier obra dirigida a mejorar la vialidad, el riego y  el medio ambiente, “Este es el Gobierno de todos, no de un partido político, sino de un país, nuestro compromiso es con la ciudadanía”, enfatizó.

El prefecto de Azuay, Yaku Pérez, recibió con esperanza la invitación del Mandatario al diálogo, “esperamos que por fin aparezca la mano amiga para las comunidades históricamente abandonadas que no tienen caminos asfaltados y carecen de canales de riego adecuados”.

Rafael Dávila, prefecto reelecto de Loja, comentó que también se reunieron con los prefectos electos para analizar el problema de los retrasos en la transferencia de los recursos y el tema del impuesto al valor agregado (IVA), que no les devuelven.

Comentó que conversaron con el Mandatario para coordinar la entrega del presupuesto que necesitan para continuar con las obras. (I)

--------------------------

Seguridad ciudadana se coordinará con alcaldes

La ministra de Gobierno, María Paula Romo, durante la reunión con los prefectos electos explicó que el modelo de gobernanza en materia de seguridad se desarrollará en todas las provincias.

Por eso pidió que el trabajo de las prefecturas debe focalizarse en generar procesos de convivencia pacífica y solución de conflictos para lo cual es fundamental coordinar acciones conjuntas con todos los gobiernos seccionales. Así mismo destacó que empezó reuniones con los alcaldes.

Señaló que en el caso de Quito mantuvo un encuentro con el alcalde electo Jorge Yunda con quien conversó sobre nuevas estrategias para fortalecer la seguridad en la capital.

Romo comentó que acordaron la creación de mesas de trabajo con el objetivo de lograr una “ciudad más segura”. También se realizarán controles de arma, en coordinación con la Policía.

Yunda indicó que entre los objetivos planteados está el extender los horarios de atención de los sitios de diversión en la capital.

El burgomaestre no descartó plantear una consulta popular para que se reabran los casinos como opciones para “atraer el turismo”. (I)