Política

El proyecto de Ley de Apoyo Humanitario no convence a los bloques legislativos

El proyecto de Ley de Apoyo Humanitario no convence a los bloques legislativos

En el primer día de debates, el proyecto de Ley urgente de Apoyo Humanitario no logró el respaldo político suficiente en la Asamblea Nacional. La mayoría de los cuestionamientos se centraron a la tabla de contribuciones planteada por el Ejecutivo.

La sesión se prolongó por siete horas y participaron 22 legisladores, pero se inscribieron más de 60 para el debate. Este viernes se reinstalará a las 09:30.

El proyecto planteado por el Ejecutivo busca una recaudación de $1200 millones, recursos que serán destinados a enfrentar las consecuencias ocasionadas por la emergencia sanitaria derivada por la pandemia de coronavirus.

La propuesta del gobierno determina un sistema de recaudación de los trabajadores públicos y privados, y de las sociedades, con lo cual se crearía una cuenta especial para financiar planes, programas, proyectos y actividades de salud y sustento de personas en estado de vulnerabilidad, incluyendo transferencias monetarias; proyectos para sostener el empleo y para reactivación productiva.

Una de las primeras aclaraciones que se hizo en el debate, donde todos los legisladores coincidieron, fue señalar que la Asamblea Nacional no grabará con impuestos al patrimonio de los ecuatorianos.

También expresaron su inconformidad con el informe presentado por la Comisión de Desarrollo Económico y plantearon cambios para el segundo debate.

El presidente de la Asamblea Nacional, César Litardo, invitó a los legisladores a ejercer el derecho a presentar cambios para mejorar la Ley urgente, que el propósito es entregar una Ley al país que defienda a los que menos tienen, que salve vidas y reactive la economía; y que debe quedar muy lejos la posibilidad de un archivo o un ministerio de la Ley.

El debate empezó con la participación del presidente de la comisión, Esteban Albornoz, y lo primero que hizo fue aclarar que en la Ley urgente no se incluirá ningún texto referente a gravar con impuestos al patrimonio de los ecuatorianos, y explicó que ese planteamiento lo hicieron los asambleístas de la Revolución Ciudadana, Juan Lloret y Doris Soliz, y que está dirigido a gravar con el 2% a los bienes de sociedades en paraísos fiscales.

En tanto, que César Rohón (PSC), a igual que Guillermo Celi (SUMA), señalaron que el texto de crear un impuesto a los bienes de sociedades en paraísos fiscales se deslizó, que no fue sometido a votación en la comisión, y además que es inconstitucional porque el Ejecutivo es el único que tiene atribuciones para crear o quitar impuestos .

El coordinador del PSC, Vicente Taiano, anunció que su bancada no votará por ningún impuesto que pretenda imponer a los ecuatorianos, ni tampoco impuestos a bienes de los ecuatorianos, que para eso no cuenten con los votos del PSC. Dijo que luego de la emergencia por la pandemia, su bloque presentará una solicitud de juicio político en contra del ministro de Finanzas, Richard Martínez, por incumplimiento de funciones y por haber mentido respecto al pago de la deuda externa.

Desde el correísmo Doris Soliz, insistió en colocar el impuesto a los bienes de aquellas sociedades en paraísos fiscales, que así mismo se tendría de aprobar una norma que impida la fuga de capitales. Su coideario, Pabel Muñoz, afirmó que ni el proyecto ni el informe de la comisión convencen, por lo que invitó a la sala a construir una nueva propuesta de Ley, alejándose la propuesta del Ejecutivo.

Homero Castanier (CREO), destacó que el proyecto urgente tiene “carne y hueso”, y afirmó que las contribuciones son impuestos, que es la misma receta que se presentó en la crisis del terremoto de 2016, donde quienes ahora se rasgan las vestiduras subieron el IVA al 14%, y también metieron la mano al bolsillo.

Que categóricamente su bancada no apoyará impuestos que afecten a los más pobres del país, y si se pone una contribución a los trabajadores en el país, debe ser para quienes ganen mínimo $30 mil al año. Además no apoyarán el descuento a los trabajadores autónomos en base al ejercicio fiscal de 2019, tampoco los impuestos a la empresas que no tienen recursos para pagar sueldos; y que ni de lejos aceptarán un impuesto al patrimonio de los ecuatorianos.

Pero su coideario, Fernando Callejas, refutó y dijo que si son patriotas, todos deben contribuir; que es el momento de la Patria, y que si se tiene que revisar la tabla se deberá realizarse, y manifestó que las empresas también deben contribuir y reconoció que existe divergencias al interior de su bancada por este tema. "Creo que ciertas empresas, que han tenido utilidades y que han hecho un patrimonio deben contribuir, la Patria se cae en pedazos", sentenció.

Eddy Peñafiel (PK-BIN), presentó observaciones al proyecto y dijo que se debería subir la base de la tabla de contribución para que aporten los trabajadores que ganen más de $1000 mensuales; y además, pidió que la Comisión que incluya en la Ley la eliminación de las pensiones vitalicias para los ex presidentes y vicepresidentes de la República.

Eliseo Azuero (BADI), que en las actuales circunstancias no queda más dar respuestas y que colaborarán en lo que se pueda para aprobar un proyecto de Ley para enfrentar la emergencia sanitaria. Que es necesario deponer actitudes políticas y no mentir, e invitó a todos a revisar la memoria. (I)